¿A qué dios rezan los indignados?

Publicado en por noticias-alternativas

TAMAÑO TEXTO subir tamaño texto bajar tamaño texto IMPRIMIR COMPARTIR

pictures_20110622_1342651453_crop1sub7.j

 

22/06/2011 - Rubén Regalado

¿A qué dios rezan los indignados?

  • La religión del perro amarillo parece una de las mejores opciones para quien tenga sentido del humor
  • Si se toma con seriedad, quizás el hinduismo sea la que mejor representa los ideales del #15M y, sobre todo, la #acampadasol

Al cristiano seguro que no, a tenor de lo dicho por Rouco Varela, que los acusa de que "no conocen a Dios y tienen sus vidas rotas". Tampoco Alá parece una opción probable, sin embargo, existen muchas relaciones que comparten varias de las ideas que defiende el movimiento. Más o menos.

El arzobispo de Madrid, y presidente de la Conferencia Episcopal está muy preocupado por los integrantes del movimiento #15M, y más en concreto por sus jóvenes, que "no conocen a Dios y tienen sus vidas rotas", según recoge la web de la Cadena SER.

El Cardenal Rouco Varela alerta de que el "olvido de la tradición cristiana" se está produciendo hoy más que nunca en la historia moderna de Europa, una situación que "impacta sobre todo en los jóvenes, como estamos viendo estos días con el fenómeno del 15M de la Puerta del Sol: jóvenes que no conocen a Dios, no conocen a Cristo [...] se encuentran con las vidas rotas".

Otras opciones mayoritarias

No parece, en cualquier caso, que los llamados 'indignados' sean carne para el Cristianismo, más aún viendo la deriva mercantilista que la Iglesia de Roma está tomando en las últimas fechas, tal y como han denunciado un grupo de 120 curas españoles.

Descartado el cristianismo, los jóvenes del #15, que tanto han admirado las revueltas de Egipto o Túnez, podríanoptar por  el Islam, religión mayoritaria en esta zona del mundo. Pero parece poco probable que una religión tan estricta como esta, que se basa en el Corán y en que "Alá es el único Dios y Mahoma es su profeta", sea adoptada por unas personas que, precisamente, quieren cambiar el orden social establecido.

Nos queda la tercera mayor religión del mundo, el judaísmo, pero volvemos a chocar con una normas demasiado estrictas y además, con el hecho de que el judaísmo está irremediablemente unido a Israel. Viendo la gran cantidad de pañuelos palestinos (y banderas) que aparecen en las protestas del #15M no parece que sus miembros apuesten por unirse a quienes constriñen Palestina.

Otras alternativas

De acuerdo todos en que no van a unirse a ninguna relición mayoritaria, hay que buscar entre las religiones más pequeñas y, una vez superado el concepto monoteísta y clásico de Dios, decantarse por aquellas que más cosas en común tenga con los indignados.

La primera opción es el hinduismo, religión que da más libertad a la hora de elegir un dios en el que creer y que, dado su carácter metafísico invita más a la reflexióno. Un punto a su favor es la pertenencia de Mahatma Gandhi a este culto, precursor de la no violencia que le movimiento ha adoptado como una de sus consignas principales.

Además podría decirse que es casi la única religión que ha estuvo presente en la acampada a través de la Comisión de Espiritualidad, que se centraba en el Yoga, una disciplina muy relacionada con el hinduismo.

Surge también en seguida el Rastafarismo, religión que, si bien considera la encarnación de un dios al empreador absolutista Haile Selassie I, se basa en la lucha por la libertad de los esclavos negros, la crítica al capitalismo y la consigna de "África para los africanos", proclamada por Marcus Garvey, defensor de la no violencia.

Pero si algo relaciona al rastafarismo con el #15M es el reagge y Bob Marley, cualquiera que haya pasado por #acamapdasol estará de acuerdo en que en algunos momentos la Puerta del Sol olía igual que un concierto del músico jamaicano.

Opciones aún más 'alternativas'

Si nos basamos en la exigencia del movimiento #15 de que Iglesia y Estado estén completamente separados, sus miembros bien podría alistarse en el 'Pastafarismo' o religión del Monstruo de Espagueti Volador, surgida como protesta a la defensa por parte de George W. Bush de las teoría creacionistas. En esta misma línea tenemos la teoría del unicornio rosa invisible.

Una vez metidos en fanea, la lista de religiones minoritarias a las que podrían adherirse los indignados es casi infinita. El Jediísmo por ejemplo, basada en los caballeros Jedi de la Guerra de las Galaxias, dado que ellos también luchan contra un imperio, un sistema político corrupto y quieren restaurar  el equilibrio en el universo.

Parece sin embargo poco probable que se unan al Maradonismo o culto al D10S, es decir, a Maradona, sobre todo si tenemos en cuenta que cada vez que una concentración de indignados coincide con un partido de fútbol, estos no paran de cantar "menos fútbol y más revolución". Más opciones tiene la religión de los subgenios, ya que esta es simplemente una crítica al resto de lreligiones.

Desde aquí, y para dar gusto a quienes los tachan de 'Perroflautas', proponemos a los integrantes del movimiento #15M unirse a la religión del perro amarillo, a fin de cuentas, como ellos mismos dicen: "Existen tantas pruebas y verdades en nuestra religión que respaldan lo dicho por Amarillo, como lo hay de cualquier otra religión".

Etiquetado en NOTICIAS

Comentar este post