Cinco claves por las que Grecia podría salir del euro

Publicado en por noticias-alternativas

ANÁLISIS | Con las claves en la mano

Cinco claves por las que Grecia podría salir del euro

Protestas ante el Parlamento griego. | Reuters

Protestas ante el Parlamento griego. | Reuters

1.- Porque está atrapada en un círculo vicioso.- Grecia debía 354.500 millones de euros en marzo pasado. Su PIB en 2010 fue de 224.500 millones, cayó un 4,5% respecto de 2009. O sea, adeuda más de una vez y media (exactamente el 157,9%) toda la riqueza que es capaz de producir en un año. Sólo en intereses debe pagar este año casi 16.000 millones de euros.

Ese nivel de endeudamiento no se debe a la crisis mundial: ha sido una constante desde finales del siglo XX. El país vive desde antes de que adoptara el euro por encima de sus posibilidades, con grandes déficit.

Su déficit fiscal en 2010, la diferencia entre ingresos y gastos del Estado, estuvo en torno al 10,5%, unos 23.000 millones. Para cubrir este déficit en 2011 prevé emitir 20.000 millones. Pero el mercado está exigiendo tipos de interés de hasta el 30%.

Más del 70% del déficit griego corresponde al pago de intereses, lo cual detrae recursos para la inversión. El país está atrapado en un círculo vicioso. Ya no puede endeudarse ni para pagar los intereses: técnicamente está en default (mora) desde hace varios días.

2.- Porque el euro dificulta la salida de la crisis.- La pérdida del control de la política monetaria convierte a Grecia en un país financieramente subdesarrollado. Está obligada a emitir deuda en una moneda que no controla, en este caso el euro. Un atajo para salir de la crisis sería devaluar su divisa, como hizo España en los años 90, pero ya no puede hacerlo.

El euro es, entonces, un factor que complica extraordinariamente la recuperación económica. Los expertos comparan la situación con la que vivió Argentina cuando implantó la caja única y fijó la paridad entre el peso argentino y el dólar norteamericano en 1:1.

Esto condujo a un desequilibrio que desembocó en el llamado 'corralito' tras un grave caos político. El ex ministro argentino Domingo Cavallo, artífice de aquella política, ha escrito al respecto señalando que si Grecia abandona el euro debería tomar en consideración la experiencia argentina.

Pero la mayoría de los expertos cree que Grecia podría ordenar su economía más fácilmente al margen del euro y recobrando el control de su política monetaria.

3.- Porque la UE es incapaz de neutralizar el problema.- Para los países del euro ya no se trata de solucionar la crisis griega, sino de neutralizarla. Y han sido incapaces de encontrar una fórmula. La apuesta de los mercados contra Grecia afecta a la deuda irlandesa, portuguesa, italiana y española. Los griegos son conscientes de esa influencia.

De hecho, desde que Alemania planteó, en el consejo europeo de octubre de 2010, que los acreedores también asumieran su parte de la crisis, aceptando una quita, las primas de riesgo se dispararon extraordinariamente. Así se aprecia en el gráfico adjunto.

[foto de la noticia]

El acuerdo alcanzado el viernes por Angela Merkel y Nicolas Sarkozy para que cualquier restructuración o quita sea voluntaria, y que probablemente será convalidado en la cumbre europea de la próxima semana, no resuelve el problema. Soluciona las necesidades financieras a corto plazo de Grecia y hasta puede suponerle otra inyección de 100.000 millones de euros para tirar otro año, pero no garantiza que el problema de sobreendeudamiento griego se resuelva.

La zona euro ha sido incapaz de dotarse de un mecanismo para resolver una situación en la que uno de sus miembros quiebra o declara el 'default'.

4.- Porque el país carece de voluntad política.- Los socialistas de Yorgos Papandreu heredaron en enero de 2010 el fraude contable que dejaron los conservadores. La UE aprobó un rescate financiero de 110.000 millones con participación del FMI. A cambio, Papandreu aprobó un plan de ajuste que ha conducido a más de una decena de huelgas generales.

Pero el ajuste griego carece de credibilidad en los mercados y en Bruselas. De hecho, el déficit fiscal no ha hecho más que ampliarse en los primeros cuatro meses de 2011 y la prima de riesgo no ha dejado de subir. Se le han exigido a Atenas nuevos sacrificios. Este nuevo programa de ajuste ha dividido a los socialistas. El viernes, Papandreu designó ministro de Finanzas a su principal rival en el PASOK, Evangelos Venizelos.

Los políticos griegos no parecen capaces de formar un gobierno estable (socialista o de unidad nacional) que setome en serio el programa de consolidación fiscal.

5.- Porque Atenas mintió.- Hay un elemento que hace muy diferente la crisis griega de la que viven Irlanda, Portugal o España: Atenas falsificó sus cuentas para poder ingresar en el euro. Su angustia económica no es sólo fruto de la crisis financiera mundial, sino de un fraude.

El país nunca cumplió los criterios de Maastricht. Este factor, continuamente soslayado por sus socios del euro, resulta crucial, porque otros países tampoco calificaban y quedaron excluidos de la moneda única.

Pero Grecia ingresó en ella y tuvo acceso a un chorro de dinero que, es verdad, sólo empeoró su situación.

Etiquetado en ARTÍCULOS

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post