Saturday 12 may 6 12 /05 /May 18:33

#Eleccionesgeneralesya

Posted on març 26, 2012 

El PP pierde apoyo electoral cuando no han pasado ni 100 días de su llegada al gobierno español


ARTÍCULO DE OPINIÓN

El PP tiene un problema electoral. Ocultó su programa durante la campaña del 20-N y las ganó, pero tras gobernar, apenas si 90 días, ha perdida las elecciones en Andalucía y Asturias que han confirmado el rechazo social que genera aquello que los populares no quisieron explicar que haría.

Y es que no han pasado ni los “100 días de gracia” que se concede, informativamente hablando, a todos los gobiernos y el encabezado por Mariano Rajoy ya tiene una huelga general y sus primeras derrotas electorales.

Su línea electoral ascendente paró y, por primera vez en años, el PP pierde votos y la fidelidad de su electorado comienza a flaquear, y no poco. En ese contexto, además, la izquierda se recupera, ligeramente, y en el caso de IU multiplica diputados.

Y estos resultados dan que pensar. Tal vez si el PP no hubiera ocultado en campaña las políticas que quería aplicar hubiera ganado (ha ganado en Andalucía), pero seguramente no hubiera obtenido mayoría absoluta (no la ha obtenido en Andalucía).

Estos resultados, desastrosos para los populares, se producen cuando ya han anunciado la reforma laboral, la que probablemente se arrepienten de haber presentado antes de las elecciones andaluzas, y que les ha restado un importante apoyo social.

Con todo, aún queda otra parte bastante importante de sus políticas de recortes por anunciar: en el debate de presupuestos se concretarán aún por donde pasan las tijeras y los más que posibles copagos varios en justicia, educación y sanidad que le puede restar aún más votantes a los populares. Sólo nos queda pedir #eleccionesgeneralesya.

 

Tengo que reconocer que me deja perplejo que una parte del electorado se haya dejado embelesar por los populares. Afirmaban que eran los únicos que crearían empleo y ahora hay más paro aún que con los socialistas -no es tan fácil generar empleo-.

Y, además aprueban una reforma laboral que, según ellos mismos, no creará empleo y a aplicar políticas que deprimen la economía, retraen el consumo y destrueyn empleos. También decían que conservarían el estado del bienestar y los derechos sociales.

Y resulta curioso que alguien les creyese cuando ya tienen ejemplos en gobiernos autonómicos y locales dónde aplican políticas muy reaccionarias al respecto.

Con todo, en las elecciones andaluzas y asturianas parece haberse obrado el milagro de despertar a los crédulos votantes populares. Los datos “cantan” y el PP ha obtenido una tremenda derrota, aunque en este caso, la derrota da nuevos datos: el partido de la derecha española pierde votos se mire por donde se mire. 

Si el tópico en los análisis electorales habla de la fidelidad del votante conservador,  que les vota sí o sí y elección tras elección, -lo que les permiten vencer a la izquierda si consigue que esta se abstenga-,  esta vez no ha sido así.

Respecto a las autonómicas del 2008 los populares han perdido 170.000 votos aunque han ganado un 2% en porcentaje (por la mayor abstención) y 3 diputados y respecto a las generales del 20-N han sufrido un descenso cifrado en  420.000 de votos y casi un 6% de porcentaje.

En Asturias el PP pierde 12.000 votantes pero tiene un 1,5% más en porcentaje y los mismos diputados. Aunque hay que tener en cuenta que el conjunto de la derecha -no hay que olvidar que Foro Asturias es una escisión popular- pierde 70.000 votos, un 3% en porcentaje y 3 diputados. Respecto a las generales el retroceso de este bloque conservador en porcentaje es similar al de las asturianas y en votos mayor y cercano los 90.000 apoyos menos. 

Con todo esto se puede decir con claridad que se han desinflado. La marea azul se ha detenido y aunque, tal vez, los votantes del PP sean más fieles, no lo son a cualquier precio y han decidido dejar de apoyar a este partido ante sus políticas sociales y de depresión económica. 

Los socialistas pierden 70.000 votos en Andalucía respecto a las generales, aunque suben un 3% en porcentaje.  

Los socialistas han detenido la “sangría” de votos y se ha reforzado levemente, aunque hay que tener en cuenta que el 20-N se quedaron en el peor de los resultados de su historia y recuperarse es más fácil. 

Respecto a las anteriores elecciones autonómicas pierden un 9% en porcentaje, 9 diputados y obtienen 600.000 votantes menos que van en su mayoría a la abstención, ninguno al PP, 120.000 a IU y 100.000 a UPD.

En esta ocasión, Equo pierde 5.000 votos. En Asturias pierden 20.000 y 25.000 votos respecto a las autonómicas anteriores y las generales respectivamente, aunque suben un 3% en porcentaje de voto.

La conclusión final es, en esta comunidad como en Andalucía, que los socialistas detienen la debacle y se refuerzan levemente, pero están muy lejos de haberse recuperado ya que en las dos citas electorales anteriores habían marcado sus mínimos históricos.

Victoria histórica de la abstención

Pese a las críticas que se pueden realizar al movimiento 15-M, se tiene que reconocer que sus premisas en el ámbito electoral aún tienen eco: desafección con los políticos (que se traduce en mayor abstención) e incremento de votos de los minoritarios.

Si la victoria del PP en Andalucía es histórica, también lo son los niveles de abstención que han tenido en Asturias y Andalucía que han llegado al 45% y 37% respectivamente.  Muy superior al 30% que hubo en ambas comunidades en las elecciones del 20-N y que suponen un 10% más de ciudadanos que no han ido a votar en cada comunidad autónoma respecto a la convoctoria anterior. 

En ambos casos, si fuera un partido, el de la abstención sería el más votado y ganador en ambas comunidades.

Los minoritarios

Los minoritarios (IU y UPyD) han experimentado incrementos en apoyos electorales respecto a las anteriores elecciones autonómicas en ambas comunidades. En ambos casos IU mejora respecto a las anteriores autonómicas:  8.000 votos  un 3,7% y un diputado más en Asturias, y 120.000 votos, 4,3% y 6 diputados más en Andalucía. En Asturias, el sistema electoral perjudica, otra vez, a IU, ya que con una ley electoral proporcional hubiera obtenido 6 diputados. En ambos casos, la coalición de izquierdas supera el 10%: un 13,7% en Asturias y un 11,5% en Andalucía.

La diferencia respecto a los datos del 20-N es que en tierras asturianas IU gana un 0,5% en porcentaje pero pierde 17.000 votos  y en Andalucía sube 77.000 votos y un 3%. IU puede estar contenta ya que sube en un contexto en el que también suben, aunque menos, los socialistas y mantiene e incrementan su recuperación del 20-N.

En UPyD también pueden estar contentos, mejorar claramente respecto a las anteriores autonómicas: de 14.000 y un 2,4% a 18.000  y un 3,7% en Asturias, con un diputado, y de 27.000 y un 0,65% a 129.000 y un 3,3% en Andalucía. Pese a que no entren en el parlamento andaluz han quintuplicado resultados, y pueden aspirar a obtener en las próximas si se mantiene su crecimiento. En Asturias consiguen entrar siendo de los pocos parlamentos autonómicos, con Madrid y País Vasco, en los que disponen de representante. Con todo, y al contrario que IU, no suben en porcentaje y voto respecto a las generales, sino que en ambos casos pierden votos y porcentajes, si bien es en tierras andaluzas donde más. Respecto a las generales UPyD ha perdido 70.000 votos y un 1,5% en el sur y en Asturias 6.000 votos y un 0,2%.

Otro minoritario destacado, almenos como referente, es Equo que no ha experimentado avances significativos y se ha mantenido con el 0,5% y 20.000 apoyos andaluces y 2.500 asturianos. Escaños en blanco les han superado en Asturias con 4.000 votos y un 0,8% aunque se ha quedado en un 0,14% en tierras andaluzas. En Andalucía también sigue el lento agonizar del regionalista Partido Andalucista que con esta ya llevará dos legislaturas fuera del parlamento autonómico, y que se ha situado en un 2,5% y por debajo de los 100.000 votos.

Por otra parte, hay un descenso del apoyo de los votos nulos y en blanco en ambas comunidades. En Asturias pasan del 4% en las autonomicas de mayo del 2011, al 2,4% en las generales del 20-N y el 2,3% de ayer. En Andalucía se pasa del 1,7% en las autonómicas del 2008, al 2,2% en las generales y al 1,5% el 25-M.

Elecciones generales ya

Insisto, si el PP hubiera explicado su pograma en la campaña del 20-N, en vez de ocultarlo y dejar que el PSOE se desgastara, seguramente habría ganado pero sin mayoría absoluta y con una izquierda más fuerte. Ante las mentiras del PP, ahora que ya sabemos qué reforma laboral aplicará y estamos a punto de saber que recortes quiere imponer, sólo puedo decir: ¡Elecciones generales ya!. Los ciudadanos de este país tenemos derecho a que no nos mientan y a decidir qué hacen con nuestros derechos.

#eleccionesgeneralesya

FUENTE http://periodismesocial.wordpress.com/2012/03/26/eleccionesgeneralesya/

OTRAS ENTRADAS del AUTOR

Un multipartidismo reversible (I): tras el 20-N el bipartidismo sigue fuerte en España

Un multipartidismo reversible (II): los “minoritarios” tras el 20-N

Por noticias-alternativas - Publicado en: ARTÍCULOS - Comunidad: POLITICA Y PSICOLOGIA
Ver los 0 comentarios - Escribir un comentario
Volver a la página principal

CONSIGNA 2011

NACIONALIZAR

LOS BANCOS EN CRISIS ES

LA ÚNICA SOLUCIÓN A LA CRISIS.

LA BANCA ES EL CÁNCER

DE LA ECONONÍA DE MERCADO

POR SU AFÁN

ACAPARADOR Y ESPECULADOR. 

Texto Libre

MIS BLOGS

Présentation

Recherche

ENIGMAS y SECRETOS

Calendrier

April 2014
M T W T F S S
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
<< < > >>
Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso - Artículos más comentados