El caso Gurtel sigue dando sorpresas

Publicado en por noticias-alternativas

 

El presidente de Martinsa, imputado en el 'caso Gürtel' por pagos a Correa

El constructor está citado por los delitos de cohecho, blanqueo de capitales y contra la Hacienda Pública

Se investiga una extraña operación por 100 millones en Arganda

Madrid 13 JUN 2011 - 23:48 CET ELPAIS

Fernando Martín. / GABRIEL TIZÓN

El juez instructor del caso Gürtel en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Antonio Pedreira, ha citado a declarar el próximo 30 de junio al presidente de la empresa Martinsa, Fernando Martín, al que imputa los delitos de cohecho, blanqueo de capitales y contra la Hacienda Pública.

Según las investigaciones que obran en el sumario, el ex diputado del PP de Madrid Benjamín Martín Vasco, uno de los imputados en el caso Gürtel, intermedió para conseguir adjudicaciones de proyectos urbanísticos en Arganda del Rey (Madrid) para Martinsa, sociedad que habría pagado comisiones al supuesto cabecilla de la trama, Francisco Correa, para lograr los contratos.

En concreto, Pedreira investiga los pormenores de la venta de 21 parcelas de terrenos del Ayuntamiento de Arganda del Rey (Madrid) a la inmobiliaria Martinsa, actualmente en suspensión de pagos.

La operación (que afecta a 160.000 metros cuadrados) se hizo en 2004 mediante concurso; se fijó un precio de 77 millones de euros, a pesar de que el Ayuntamiento disponía de una tasación que situaba el coste en unos 100 millones.

La adjudicación de estas parcelas las realizó la empresa Fomento y Desarrollo Municipal de Arganda, que entonces dirigía el exdiputado popular en la Asamblea de Madrid Benjamín Martín Vasco, sobre quien pesa una fianza judicial de 950.000 euros por su presunta implicación en la red criminal.

El juez quiere indagar por qué se limitó el precio de las parcelas a 77 millones, esquivando así posibles ofertas superiores, y por qué se fijaron unos criterios claramente favorables a Martinsa.

El sumario del caso incluye una grabación de Correa en la que menciona su buena relación con el dueño de Martinsa y señala que tiene un pago pendiente con él por la operación de Arganda. Además, admite que en julio "cazó" de Martinsa.

Martinsa pagó al Ayuntamiento 66 millones y se comprometió a abonar en especie otros 11 millones, pero ese dinero nunca llegó al municipio. Inicialmente, el Gobierno municipal permitió a la empresa levantar 1.600 viviendas en esas parcelas, pero posteriormente le autorizó a construir otras 800 casas más; en total, 2.400.

En esta operación, el cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa, habría recibido más de 12 millones de euros de Martinsa, según datos que figuran en una de las comisiones rogatorias enviadas por Pedreira. El dinero supuestamente obedece a "una comisión por intermediación" en Arganda del Rey vinculada a la firma de Fernando Martín. El dinero se remitió a Mónaco desde  Suiza y acabó finalmente en Panamá en una cuenta a nombre de Correa.

Antes de que Fernando Martín declare ante Pedreira, este próximo miércoles lo hará también como imputado el consejero delegado de la sociedad Fomento y Desarrollo Municipal de Arganda del Rey, Juan Fernández Caballero, que estaba citado el pasado 18 de mayo, pero no acudió a declarar alegando que iba a ser intervenido quirúrgicamente ese mismo día. Cosa que no sucedió.

La declaración de Fernández Caballero fue solicitada por la acusación particular ejercida por el PSOE, que remitió al magistrado un escrito donde se señalaba que la sociedad que el imputado presidía realiza "desde hace años, las operaciones y contratos más importantes" de esta localidad madrileña.

En un escrito fechado el pasado 8 de marzo, la acusación particular recordaba un informe realizado en mayo de 2009 por la Intervención General de la Administración del Estado en el que se concluía que la sociedad del imputado fraccionaba el gasto en varios contratos para adjudicarlos de manera directa a empresas de la "trama Gürtel", que eran las únicas a las que se pedían ofertas.

"En relación con los contratos de adjudicaciones de obras realizadas por la entidad Sociedad Fomento y Desarrollo Municipal S.L. destacan las llevadas a cabo a favor de Teconsa -cubrición de la piscina de La Poveda- y Constructora Hispánica -circunvalación de la AR30-", señalaba el PSOE.

Fernández Caballero sustituyó en el puesto de consejero delegado de esta sociedad municipal el 2 de octubre de 2007 a Benjamín Martín Vasco, uno de los tres diputados autonómicos del PP imputados que renunciaron a su escaño en la Asamblea de Madrid el pasado 28 de abril.

El juez del 'caso Gürtel' investiga una operación en la que participó Agag

El yerno de Aznar compró en 2005, por tres euros, 7.511 participaciones de una sociedad que acabaron en manos de dos compañías vinculadas a la red 

ALICIA GUTIÉRREZ MADRID 13/06/2011 08:00 FUENTE PUBLICO

 

El hilo del que tiraron los investigadores del caso Gürtel para verificar la conexión empresarial entre una sociedad desconocida hasta ahora con otras dos vinculadas a la trama ha acabado conduciendo a Alejandro Agag, yerno de Aznar y entre cuyos testigos de boda figuró Francisco Correa, considerado el jefe de la red corrup-ta. Documentos remitidos al juez Antonio Pedreira constatan que, en 2005, Agag adquirió de una firma del sector energético, Actividades Eólicas Murcianas, 7.511 participaciones, cuyo valor nominal era de 15.020 euros, equivalente al 49,99% del capital social. Pagó por ellas tres euros. Y acabaron en manos de CGI y June Sun, dos sociedades investigadas por su supuesta pertenencia al conglomerado Gürtel.

Al año de comprar las participaciones, Agag se las revendió por un euro a CGI, firma administrada por Jacobo Gordon exsocio de Agag e imputado en el caso y que, según el sumario, se usó para canalizar pagos ilegales obtenidos por Correa a cambio de su mediación ante administraciones gobernadas por el PP.

Agag usó a su tío como apoderado y nunca figuró como accionista

En 2007, CGI traspasó la mitad de los títulos, por otro euro, a June Sun International, radicada en el paraíso fiscal de Nevis e igualmente investigada. Según la Policía, el beneficiario real de June Sun era el exeurodiputado del PP Gerardo Galeote, aunque el abogado Luis de Miguel dice ser su propietario. De Miguel está imputado en el caso Gürtel y se le atribuye un papel relevante en la estructura de blanqueo internacional de la red.

Tres escrituras notariales incorporadas al sumario Gürtel a requerimiento del juez constatan que la extraña cadena de transacciones comenzó el 4 de marzo de 2005. Ese día, la sociedad británica Wind Power Management Limited, administrada por Agag, escrituró la compra de tres paquetes de títulos de Actividades Eólicas Murcianas SL, la firma a la que el juez Pedreira seguía la pista y que también operaba en el sector fotovoltaico.

Quien compareció ante el notario en nombre de Wind Power no fue Alejandro Agag. El yerno del expresidente envióa Alberto-Luis Longo Álvarez de Sotomayor, su tío. Pero Longo comunicó al fedatario público que se hallaba legitimado como representante de Wind Power "en virtud del poder que le fue conferido por el administrador único, Don Alejandro Agag Longo".

En 2006, revendió el paquete a una firma de Jacobo Gordon por un euro

La matriz, en un paraíso fiscal

La declaración de inversión extranjera presentada al Ministerio de Industria muestra que el titular último de Wind Power no es Agag, sino una sociedad denominada PalmsideInternational Limited. Y el país donde está domiciliada Palmside es "GG". GG son las siglas del paraíso fiscal de Guernsey, una de las islas del Canal de la Mancha. Agag nunca ha figurado como administrador o apoderado de Actividades Eólicas Murcianas, cuyas cuentas tampoco reflejan la entradade Wind Power en su capital.

Público intentó el viernes y el sábado contactar con Agag. El portavoz de su escudería de GP2 dijo que el empresario y exeurodiputado del PP se encuentra en Canadá y que no había sido posible localizarle.

En 2007, lo compró una sociedad cuya propiedad atribuye la Policía a Galeote

Un experto en operaciones mercantiles consultado por este diario subrayó que la adquisición de un voluminoso paquete de títulos por un precio muy inferior tres euros al de su valor nominal no resulta extraño si la empresa es deficitaria. Pero recalcó que lo insólito es que ese comprador, en este caso Agag, se desprenda de las participaciones en un sólo año y que lo haga vendiéndolas por un euro. Y mucho más inusual, añadió, es que los mismos títulos vuelvan a enajenarse por segunda vez en un año y que la mitad se traspase de nuevo también por un euro al siguiente ejercicio. La secuencia descrita podría indicar que los tres sucesivos compradores estaban concertados entre sí, indicó la fuente.

El experto aventuró una hipótesis: que al ser esta una empresa eólica con participaciones en otra de energía solar, el negocio real fuese conseguir derechos de conexión para su cesión a terceros, una práctica común hasta 2008, cuando las ayudas al sector fotovoltaico se desplomaron. De ser eso cierto, se trataría de una operación idéntica a las que proliferaron con el boom inmobiliario, con promotoras dedicadas no a construir, sino a obtener la recalificación de terrenos para su posterior reventa.

Un fax incautado por la Policía constata que June Sun International ya transfirió 10.000 euros a Actividades Eólicas Murcianas SL en febrero de 2005, es decir, dos años antes de que formalmente entrara en el capital de la sociedad. Y otro cheque igualmente hallado por la Policía, este en el despacho de Jacobo Gordon, indica que June Sun está vinculada de algún modo a Consultoría y Gestión de Inversiones (CGI), la empresa que, en 2006, compró a Agag por un euro los títulos de Actividades Eólicas adquiridos el año antes por el yerno de Aznar. El cheque, de 5.441 euros y emitido a favor de CGI el 14 junio de 2007, tenía una anotación manuscrita: "Devolución préstamo AEM (Acti-vidades Eólicas Murcianas) a June Sun". Así consta en un informe emitido por Hacienda en enero. Ese informe fue el que accionó la maquinaria de investigación sobre Actividades Eólicas Murcianas SL.

Negocio en Castilla y León

Este diario también intentó sin éxito encontrar a los tres accionistas de Actividades Eólicas que vendieron a Agag 7.511 títulos. Dos de ellos siguieron figurando como administradores de la sociedad.

Actividades Eólicas declaróen 2005 un beneficio de sólo 128 euros. Y en 2006 anotó pérdidas por 17.337 euros. Peroese ejercicio declaró poseer el 57,14% de Solar Valle de Esgue-va SL, centrada en el sector fotovoltaico. En 2007, Solar Valle de Esgueva solicitó al menos una licencia relacionada con una planta fotovoltaica en Castilla y León, el territorio más inexplorado de aquellos donde operó la trama Gürtel.

Fue el 18 de mayo de 2006, al año de entrar en Actividades Eólicas Murcianas, cuando Agag vendió sus títulos a CGI. Pero hay dos datos fuera de lo común: uno, que las cuentas de Actividades Eólicas relativas a 2005 aparecen firmadas ya por CGI como uno de los socios integrantes y, de hecho, Jacobo Gordon consta como consejero de esa sociedad desde marzo de 2005, pese a que CGI no compró los títulos hasta 2006. El otro dato infrecuente es que en las cuentas de 2005 de Actividades Eólicas se anotó como representante de CGI a Alberto Luis Longo, el tío de Agag. Su nombre aparece tachado en el balance y fue sustituido, a mano, por el de Jacobo Gordon, cuyo abogado no atendió la llamada de Público.

 "Poder conferido por Alejandro Agag Longo"

Esta página de la escritura de venta de participaciones sociales de  Actividades Eólicas Murcianas SL figura en el sumario del ‘caso Gürtel' a requerimiento del juez.

El texto muestra cómo Alberto-Luis Longo Álvarez de Sotomayor, tío de Agag, actúa "como apoderado de la entidad mercantil Wind Power Management Limited", de nacionalidad inglesa.

Longo quedó legitimado para firmar "en virtud del poder que le fue conferido por el administrador único, Don Alejandro Agag Longo", que reside en Londres.  

"Insistimos en que el socio debe ser June Sun"

7/02/2005: 10.000 euros enviados

El 7 de febrero de 2005, Luis de Miguel, administrador de empresas de la ‘red Gürtel', envía a Jacobo Gordon un fax. Su texto es este: "En el día de hoy la sociedad June Sun International ha realizado una transferencia por importe de 10.000 euros".

9/02/2005: Fax a actividades eólicas

De Miguel cursa otro fax, este a Rafael Maortua, de Actividades Eólicas Murcianas. "De acuerdo con su petición, adjunto remito justificante de la transferencia realizada el 7 de febrero a favor de Actividades Eólicas por importe de 10.000 euros. Insistimos en que el socio debe ser June Sun International".

4/03/2005: Agag compra los títulos

El 4 de marzo, Actividades Eólicas Murcianas da entrada a un nuevo socio. Pero no es June Sun sino Wind Power Management, administrada por Alejandro Agag. Compra tres paquetes que suman 7.511 títulos . Y adquiere cada paquete "en el precio global de un euro". Total, tres euros.

18/05/2007: Se los vende a Gordon

El 18 de mayo, Wind Power vende a Consultoría y Gestión de Inversiones (CGI) sus 7.511 títulos por un euro. CGI está administrada por Jacobo Gordon.

13/02/2007: Tercera venta: a un euro

Ese día, llega la tercera venta. CGI vende la mitad del paquete (3.755 participaciones) a June Sun.

14/06/2007: Devolución de préstamo

La Policía encuentra un cheque de 5.441 euros, fechado el 14 de junio de 2007 y de procedencia incierta, a favor de CGI. Tenía una nota manuscrita: "Devolución préstamo de AEM (Actividades Eólicas Murcianas) a June Sun". La Policía también halló en el despacho de Luis de Miguel un contrato sin firma en el que admite ser el testaferro de Gerardo Galeote en June Sun. Ahora, De Miguel dice que preparó el contrato de fiducia, pero que no llegó a ofrecérselo a Galeote.  


 

Etiquetado en NOTICIAS

Comentar este post