El desastre fiscal por Ignacio Escolar

Publicado en por noticias-alternativas

08

El desastre fiscal

Ahora que ya afilan las tijeras y la UE insiste en otro ajuste del déficit, conviene recordar que hay dos maneras de cuadrar un presupuesto: recortar los gastos o aumentar los ingresos. Como de lo primero no hace falta dar ideas, que ya vamos sobrados, hablemos de lo segundo: de qué puede hacer el Estado para recaudar más dinero y, ya de paso, combatir la rampante desigualdad económica.

Hay margen para ello. España siempre ha sido de los países europeos con menor presión fiscal y, con la crisis, ha ido a peor.

Según los últimos datos de Eurostat, de 2009, España recauda en impuestos sólo el 31,3% del PIB, mientras que la media europea es del 40,4%. Nuestra presión fiscal está muy lejos de los países de nuestro entorno, como Francia (43,5%), Alemania (41,5%) o Italia (43,4%). Más bien se parece a la de “potencias” como Grecia (31,8%), Irlanda (29,6%) o Rumanía (27,9%).

Hay incluso paraísos fiscales donde pagan más impuestos que en España: Luxemburgo (38%).

Estos datos son aún más graves si tenemos en cuenta otro milagro español: el dinero negro.

La presión fiscal es un porcentaje que se calcula sobre el PIB y, por tanto, ignora ese 23,7% de la economía que está sumergida, según Funcas.

Obviamente, la solución no pasa por elevar los tramos medios del IRPF, donde sólo se retratan de verdad los trabajadores en nómina y que ya está por encima de la media de la OCDE.

Además de combatir el fraude, habría que recuperar el impuesto de Sucesiones y el de Patrimonio para grandes rentas.

Y ya puestos, que en este paraíso pague impuestos todo dios.

También la Iglesia Católica que, gracias al Concordato, aún se beneficia de exenciones fiscales más propias de un país medieval.

Etiquetado en ARTÍCULOS

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post