El laberinto chino

Publicado en por noticias-alternativas

El laberinto chino

 


gurusblog

 

 

laberinto

Durante el año pasado analizamos un par de empresas chinas que cotizan en la bolsa alemana (Kinghero y Asian Bamboo). En ambos casos llegamos a la conclusión que tenían modelos de negocio atractivos y con grandes posibilidades de crecimiento, pero tras un inicio esperanzador, ambas acciones han perdido más del 60% de su valor desde máximos.

Vamos a intentar explicar que ha podido motivar tales descalabros que ha afectado a muchas de las empresas chinas cotizando en mercados internacionales…

 En nuestro análisis de Kinghero consideramos que su precio era atractivo (19,30 € en aquel entonces). Posteriormente este llegó hasta los 36€ por acción para finalmente desplomarse a los actuales 13€. Para Asian Bamboo apuntamos que un precio de entrada interesante sería los 30€ (en el primer análisis cotizaba a 40€)cosa que sucedió posteriormente tal y como anunciamos. En este momento cotiza a 13€.

¿Que ha motivado tales descalabros?

A principios de junio, la empresa Muddy Waters (literalmente, aguas turbias, aunque también es el mote de un famoso músico de blues) desveló que las cuentas de la empresa china Sino Forest, que cotiza en Toronto mediante una operación de “reverse merging” es simple y llanamente un fraude. Afirma que no solo han falsificado sus beneficios, si no que también sus activos sobre derechos forestales. A consecuencia de ello la cotización cayó de 25$ a 5$ abruptamente. Hay que recalcar que el negocio de Muddy Waters consiste en apostar a la baja en acciones y luego desvelar sus fraudes y contabilidades falsas.

Uno de los máximos accionistas de Sino Forest era John Paulson (el mismo que se hizo de oro con las subprime) y después de liquidar su posición las pérdidas acumuladas han sido de €350 millones. Donde las dan las toman, pero solo es una gota en el océano de los $20.000 millones que ganó Paulson durante la crisis.

Sin embargo, esa fue la gota que colmó el vaso de la confianza en las empresas chinas de los inversores institucionales, después de un continuado goteo de fraudes y malas prácticas de empresas chinas que cotizan en Estados Unidos.

¿Son todas las empresas chinas que cotizan en el extranjero un fraude?

La respuesta fácil es que no lo sabemos, lo cual, a efectos de inversión en bolsa, es casi como un sí. ¿Cómo invertir en una empresa de la que no te puedes fiar de los números que publica?

Si queremos una respuesta más elaborada tenemos que entender la cultura china de los negocios. Tal como afirman en Moddy Waters, “Hay un proverbio chino que dice, en aguas turbias es más fácil atrapar al pez, o en otras palabras la opacidad crea oportunidades para hacer dinero. Esta forma de pensar ha sido parte de la cultura china durante siglos, y está institucionalizada en el Partido Comunista Chino actual“. Esto puede chocar a alguien de cultura occidental. Bueno, de cultura anglosajona, más bien; los griegos parece que también lo tienen institucionalizado y mejor ni hablar de España. ¿O acaso son chinos los ex-gestores de la CAM?

Lo que significa esto es que, aun siendo una empresa rentable y en lineas generales honesta, puedes esperar que los gestores te oculten parte de la información “inconveniente” de la empresa más a menudo que en empresas occidentales.

¿Se deben evitar las inversiones en empresas chinas?

Sabiendo a lo que te expones, no. Hay que añadir ese riesgo adicional a nuestros cálculos y exigir márgenes de seguridad adicionales, cada uno según su perfil de riesgo. Ya hemos avisado en cada uno de los post anteriores que invertir en empresas chinas tenía un riesgo adicional importante.

Además sería recomendable tener fuentes de información alternativas a la propia empresa para validar si sus datos son creíbles o no. Claro que tener fuentes alternativas en un país en el que ni tan siquiera conoces el alfabeto puede ser bastante difícil.

Sin ir más allá, solo hay que ver el papelón que han hecho las auditoras. Por ejemplo, Deloitte era la auditora de China Media, una de las empresas acusadas de fraude, y se vio obligada a renunciar a seguir auditando dicha empresa al serle imposible verificar los balances una vez levantado el escándalo.

También es cierto que ante la bajada indiscriminada de todas las empresas chinas, puede haber algunas que estén a precio excepcional y pueden generar ganancias futuras muy altas.

Una vez más, en aguas turbias es más fácil atrapar al pez. Pero recuerda, si no tienes claro cuál es el pez a atrapar, es que el pez eres tú.

Etiquetado en ARTÍCULOS

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post