El PP un partido sin lider ni programa, nos llevará a la ruina con sus medidas neoliberales.

Publicado en por noticias-alternativas

Está cantado. Es una pena, pero será así.

El #20-N el PP ganará las eleciones. Gracias al miedo y la ignorancia de un electorado que no representa ni a un tercio del mismo y que utilizará el poder como una motosierra que dejará el árbol del bienestar tan podado que oiremos decir a más de uno dentro de unos años cosas así como ¿ Pero de verdad, esto lo teníais cubierto y cobrabáis eso de paro y pensión?

 

La gente común esta claro que está idiotizada. La TV cumple a la perfección su función de desviar el foco de la atención de la verdadera noticia y su forma de entretener embrutece aún más la incultura popular.

Los medios no le van a la zaga. Más que informar, desinforman o manipulan la información. Cuando no, directamente te mienten, como se ha visto hasta hace poco el como se ha cubierto la guerra en Libia.

Con estos antecedentes y el run run continuo de un partido popular descalificando cada una de las actuaciones del gobierno, más una crisis que nos ha dejado a todos hundidos en la confusión, ha dado lugar a un climax social que piensa erróneamente, como desarrollaré más abajo, que ponerse en manos de la oposición es la única salida que tenemos, cuando hasta el más tonto de los que conocen un poco la real situación económica y el porqué estamos como estamos, sabe sin género de dudas, que la única salida fiable y que mejor defiende los intereses de los ciudadanos se encuentra a la izquierda del PSOE.

Independientemente de esto y sin ahondar en otros programas, lo que es evidente, es que lo poco que aflora del partido popular en materia económica no sirve ni mucho menos para tranquilizarnos. Por lo visto en países en nuestra misma situación.

Para empezar diré, que su programa a grandes rasgos, no es más que una continuación del que ya ha habido en la legislatura que se acaba. Con el inconveniente, de que si la anterior nos ha servido para no estar tan en el ojo del huracán, el que nos viene al ahondar aún más en recortes y austeridad, nos meterá de lleno en él. Dicho no por mí, sino por premios nobel de economía.

 

Esta claro, tanto aquí como en EEUU, que a la derecha las desastrosas consecuencias sociales de sus programas se las trae al pairo. Para ellos, cada uno de los servicios y prestaciones que le arrancan al estado, son un nido de negocios, donde sus correligionarios se lanzarán como buitres a pillar toda la carnaza que puedan.

Para empezar, piensan solucionar el problema de la deuda hipotecaria de los bancos, con la creación de un banco malo que se financiará a través de la deuda pública que pagaremos todos los españoles, incluso, para mayor desvergüenza, por aquellos que han sido desahuciados.

Esta nueva carga sobre la deuda estatal, más la presión que ya ejercen sobre la misma, los mercados, nos pondrán de nuevo en el ojo del huracán y aunque nos librásemos del rescate, será una carga tan gravosa sobre nuestras espaldas que nos costará décadas librarnos de ella.

Por otro lado, engañan ingenuamente al pueblo, con que se se crearán puestos de trabajo incentivando a los emprendedores, cuando sin crédito ni consumidores, no hay empresa, ni regalándola que aguante en estas condiciones.

Si la reforma laboral de Zapatero no sirvió de nada fué por la misma razón por la que facilitamdo la creación de empresas tampoco servirá de nada. 

Como tampoco servirá de nada flexiblilizar aún mas ésta, ya que insisto, ni yendo a trabajar gratis, serviría para salir de éstas sin un golpe de atención a los mercados y un giro de 180 grados en la conducción económica.

Ha quedado demostrado en todos los países con problemas de deuda que hacer caso a los mercados, es simplemente seguirles el juego, con el resultado visto de una pérdida casi total de soberanía y tan solo a cambio de más austeridad, más recortes y sin posibilidad de crecimiento en más de una década.

Solo un ignorante, influido por el miedo, caso de nuestro brillante electorado, sería capaz de elegir ésta opción sin vender caro su pelllejo.

ZP lo intentó y casi lo consigue hasta que le llamó Obama y se cagó en los pantalones. Desde entonces, tan sólo siguió las instrucciones que nos marcaban desde Europa.

Y a cada recorte tan solo le sucedió una presión mayor por parte de los mercados.

¿ Si la solución que imponían no era la idónea para salir porqué entonces no la imponían?

Tan simplemente porque les beneficiaba. Esto que hoy en día hasta el más tonto del pueblo sabe. No sirve de nada.

La conclusión lógica sería mandar a tomar por culo de una vez y por todas a los mercados.

Pero no, el aborregado pueblo en su ignorancia , decidirá el día 20-N votar al PP para caer sumiso en brazos de los mercados y que sea lo que Dios quiera.

Que Dios nos coja confesados porque la que nos espera será cojonuda.

 

                                                                                     Armak de Odelot


L

Etiquetado en ARTÍCULOS

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post