Estados Unidos y “Ley Biden-Sinde”: haz lo que digo, no lo que hago

Publicado en por noticias-alternativas

Estados Unidos y “Ley Biden-Sinde”: haz lo que digo, no lo que hago
Menos tomar el pelo a los españoles, y más baño de realidad, por favor. La “Ley Biden-Sinde” es una aberración antidemocrática y no debe ser aprobada, porque es una herramienta para la censura
Enrique Dans | 11-1-2011 a las 12:01 | 235 lecturas
www.kaosenlared.net/noticia/estados-unidos-ley-biden-sinde-haz-digo-no-hago

Estados Unidos y “Ley Biden-Sinde”: haz lo que digo, no lo que hago
La reciente publicación del informe  Prioritizing Resources and Organization for Intellectual Property Act of 2008  (PRO IP) debería sin duda generar problemas de conciencia a los senadores que se disponen a votar para volver a incluir la llamada “Ley Biden-Sinde” dentro de la Ley de Economía Sostenible: según el informe deja meridianamente claro, estamos ante un claro caso de “haz lo que digo, no lo que hago” por parte de los Estados Unidos.
 
Un estudio detallado del documento  deja claras las diferencias entre la ficción que en España relatan las sociedades de gestión de derechos de autor sobre unos Estados Unidos en los que supuestamente persiguen, enjuician y encarcelan implacablemente a los infractores, y la cruda realidad: una administración norteamericana que otorga al tema de las descargas una prioridad mínima. Durante todo el año pasado, únicamente una mísera condena a un sitio de  warez  mucho más dedicado al intercambio de software que al de canciones o películas, y el secuestro – que no el cierre – de los dominios de algunos sitios menores. ¿A qué se dedica el Departamento de Justicia norteamericano? A cosas que de verdad tienen importancia: persecución de medicamentos falsos, de piezas de recambio de aviones de dudosa procedencia, y de redes de falsificación de productos físicos a gran escala. Eso, señores, SÍ QUE SON DELITOS. ¿Las descargas?  Mucha propaganda barata llenándose la boca con falacias como que “la piratería es como romper el escaparate de Tiffany’s y robar la mercancía“, pero en la práctica… ¿dónde está el equivalente norteamericano de la “Ley Biden-Sinde”?
 
Os diré dónde está: la llamada  Combating Online Infringement and Counterfeits Act” (COICA), que habría dado al gobierno norteamericano el poder para cerrar páginas web situadas bajo jurisdicción estadounidense y la posibilidad de pedir a los proveedores de conectividad que cortasen el acceso a páginas similares situadas en el extranjero (¿le suena a alguien?)  fue  RECHAZADA  en el Senado de los Estados Unidos, ante las acusaciones de sus oponentes de ser una ley que posibilitaba la  CENSURA. La propuesta nunca llegó a ser aprobada en el Senado, y su futuro en estos momentos es sumamente dudoso. Y esto, amigos, es la definición perfecta del significado de “doble moral”: los Estados Unidos exigen a un país extranjero que apruebe leyes que ellos no aprueban en su propio país.
 
Según las mentiras de las sociedades de gestión de derechos de autor, “España es un paraíso de la piratería”, y “en Estados Unidos estas cosas se persiguen de verdad”. Pues mira, según la tozuda realidad, en España no hay más descargas que en otros países, y ni siquiera más que en los Estados Unidos, donde por cierto no son  de facto  perseguidas. Propaganda sí, pero más allá de ésta, acciones, prácticamente ninguna. Y no hablamos de “interpretaciones” ni de “suposiciones”… hablamos de un informe realizado por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos.
 
¿Cómo se nos queda la cara al ver a un Jose Enrique Serrano, a un Alfredo Pérez Rubalcaba o a una Ángeles González Sinde afanándose por aprobar una ley que en Estados Unidos fue RECHAZADA por censora? ¿Negociando frenéticamente con todos los grupos parlamentarios para que en España se haga algo que en los Estados Unidos no se hace? ¿Pero somos imbéciles o qué? ¿Con qué autoridad moral nos pide “el amigo americano” que aprobemos una ley que en su país no supera ni el primer trámite parlamentario, y que persigamos algo que en su país no es  de facto  perseguido?
 
Menos tomar el pelo a los españoles, y más baño de realidad, por favor. La “Ley Biden-Sinde” es una aberración antidemocrática, no puede estar dentro de la Ley de Economía Sostenible, y simplemente, no debe ser aprobada, porque es una herramienta para la censura que construye una justicia paralela instrumentada únicamente para defender los intereses económicos de una industria inadaptada. Dejemos de comulgar con ruedas de molino, y veamos de una maldita vez la realidad.
 
Si eres senador y vas a votar para volver a incluir la “ley Biden-Sinde” dentro de la ley de Economía Sostenible, algo que sabes perfectamente que es incorrecto y que va radicalmente en contra de los intereses de la ciudadanía manifestados de manera amplia y mayoritaria, piénsalo dos veces. Y por cierto… el Senado tiene listas abiertas.

Etiquetado en SINDE

Comentar este post