Existe una diferencia muy grande entre salir de la crisis dentro del Euro y fuera de él

Publicado en por noticias-alternativas

Existe una diferencia muy grande entre salir de la crisis dentro del Euro y fuera de él y la más importante es que dentro de ella todo lo que se pierda ahora nunca más se recuperará.

Y todo lo que una mayoría de una nación piense en un futuro no servirá de nada si está en contraposición con alguna ley de la UE, con lo cual el cambio es imposible.

Desde todas las instancias y organismos internacionales se está presionando sobre la zona euro de una forma descomunal para que se toman medidas para hacer recaer sobre la ciudadanía el peso de los recortes como única salida a la crisis.

Y todo esto,nos dicen, porque es la única forma de salvar a unos bancos que en teoría no se pueden dejar caer y a unos estados que no pueden o no podrán pagar su deuda.

Todo esto no es más que una sarta de mentiras. 

Ya nos mintieron en su momento con que iban a refundar el sistema y regular el sistema bancario y en su honor permitimos que se endeudaran los estados en demasía para salvar a los bancos.

Y ahora se quieren aprovechar de tener a los estados contra las cuerdas para imponernos no solo graves restricciones en los derechos y libertades arduamente logradas, sino que tienen la desfachatez de seguir sin encarcelar a los banqueros por sus práticas delictivas sino además, de regalárles el fruto de nuestro sacrificio sin exigirles contrapartida alguna.

Eso de que no se les puede dejar caer no solo es una falacia sino que el mismo Botín esta semana nos dice que a algunos bancos se les debería dejar caer. Eso sí, después de asegurarse él, de que a su banco el año que viene le llegarán las ayudas prometidas por la UE.

Debería saberse que el año que viene, que será peor que éste, al Santander le vencen 30 mil millones de euros que debera de pagar. Una entidad que este año no ha sobrepasado los 6 mil millones de beneficios.

Es evidente que absolutamente todos los bancos de la zona euro están faltos de liquidez y que algunos buscan salvarse a costa de otros.

Es evidente, también, aunque nos quieran hacer ver lo contrario, que los estados han estado en épocas pasadas en peores condiciones y manejando cifras de déficit mayor y con peores datos macroeconómicos que ahora y no han tenido problemas de crédito ni liquidez.

La única diferencia entre antes y ahora, es que nadie especulaba de forma tan brutal sobre su deuda y que antes el grifo del crédito no se encontraba apalancado en paraísos fiscales, como ahora está, especulando con materias primas y otros menesteres y no que nos han cerrado el grifo con el cuento de la crisis esperando a que todo caiga para llevárselo todo por cuatro perras.

Han cometido con la UE, la estafa del prestamista que ceba al jugador hasta que la deuda es tán suficientemente grande para su economía que a éste no le queda más remedio que venderle sus pertenencias y aún así le sigue debiendo hasta la vida.

Un particular en estos casos se suicida pero un estado no tiene esa posibilidad. Solo le queda la opción soberana de reclamar como odiosa esa deuda y no pagar más que lo que crea justo.

Es increíble que hayamos dejado jugar de esa manera con la deuda de los estado.

Cuando si existe alguna empresa que siempre paga aunque a veces tarde y que es imposible que se hunda, son los estados. Y nos han hecho creer que eso es posible con solo cortar el grifo por sus santos cojones. Cuando cualquier deuda estatal es fácilmente renegociable.

Cualquier empresa, hasta las mejores como Telefónica o Endesa, se irían al carajo si se les presionase sobre su deuda como lo han hecho sobre los estados.

Haber permitido esto sobre la deuda de los estados, es responsabilidad de los políticos y ya es hora de que se les exija que respondan con sus puestos ante tales desmanes.

Es un escándalo que mientras se ha presionado sobre la deuda de los estados nadie hiciera nada. en cuanto empezaron a presionar sobre la deuda de los bancos se prohibieron las operaciones en bolsa a corto para poder salvar la situación de quiebra.

Desde que empezó la crisis, el vivir bajo el corsé de la UE con su maquinaria de actuación lenta y proclive a favorecer a los más fuertes en detrimento de los más débiles, no sólo no ha solucionado nada sino que ha empeorado las cosas.

Y vamos a peor. Y seguimos en las mismas. Salvar a los bancos para que sigan sin dar crédito. Recortando y recortando para sacar dinero de donde no lo hay. Subiendo precios e impuestos. Pagar por la sanidad, educación y justicia cuando se pagan impuestos para ello.

Pero lo peor de todo es que se está creando una serie de leyes a través de la UE que van a dejar tan limitado la actuación de los gobiernos nacionales que va a ser casi imposible salir de este estado de cosas que se está creando.

Nos exigen por generaciones sacrificios y recortes a cambio de nada y sin posibilidad de volver a lo que teníamos. Ya que encorsetan de tal forma nuestra economía, como con la reforma de la constitución, que hacen casi imposible volver a épocas de bonanza y todo por seguir dentro de ese gran marco de seguridad al que llamamos euro.

Cuando ha sido entrar en el euro lo que supuso una fuerte subida de precios con la consiguiente escalada en la burbuja inmobiliaria aparte de la afloración de mucho dinero negro.

Salir del euro, no dá ninguna ventaja inmediata, pero nos posibilita autonomía y una salida a la crisis con posibilidad de volver a tener tiempos mejores.

Tal como estamosm dentro del euro, nuestras exportaciones seguirán bajando por tener un euro fuerte y por la caida sin posible recuperación por mucho tiempo de nuestra producción.

Si encima que no nos salimos del euro, gana el PP, no nos salva ni dios de la ruina para el trabajador por muchos, muchísimos años.

Con la economía, pasa lo mismo que con otros asuntos.

Por ejemplo, si en un momento dado, en España, la ciudadanía opina que la libertad en internet está por encima de otras consideraciones, el cambio no será posible porque desde la UE ya nos habrán impuesto las directrices que debenos de seguir en este tema.

Y como esto, con casi todo.

Conclusión: Salirnos del euro, emitir dinero, devaluar peseta, aumentar exportaciones, nacionalizar cajas y dejar caer al banco que sea salvarguardando el capital por ley de los propietarios de las cuentas. 

Parece mentira que un estado de los EEUU, que es una sola nación, tenga más autonomía que una nación europea para legislar e imponer impuestos.

                                                            Armak de Odelot


 

Etiquetado en ARTÍCULOS

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post