“Hasta ahora, el lobby bancario alemán ganaba la partida. Pero mañana, la perderá...”

Publicado en por noticias-alternativas

“Hasta ahora, el lobby bancario alemán ganaba la partida. Pero mañana, la perderá...”

Moisés Romero -  Jueves, 02 de Junio

"Que si Grecia paga, que si Grecia no paga. Que si Alemania le ayuda, que si no le ayuda. Grecia, estimado director, no pagará nunca lo que debe. Además, será el mercado el que dicte las quitas en cada momento. Por lo pronto y ante el nerviosismo en los mercados, en el alemán más que en otros, se prepara el pago de un nuevo tramo de ayuda a Grecia y, en el mismo acto, se discute un Segundo Plan de Salvación, que no es otra cosa, que hacer la pelota más gorda, más impagable

¿Por qué tanta discusión, tanta expectativa? Porque la banca alemana está metida en todas las ciénagas. Lo de la Crisis del Pepino Español es una boutade más de las que vendrán en el futuro. Pero a lo que estamos, estimado director, la mayoría sigue sin darse cuenta o no quiere darse cuenta de que los bancos alemanes ejercen un poder inquebrantable frente a sus políticos...hasta ahora", me dice Antonio G. A. uno de los clásicos de la Bolsa española.

 

“Y digo hasta ahora, porque lo que es susceptible de empeorar termina empeorando. Hasta ahora iban ganando la partida, pero mañana la perderán.

Es decir, habrá default en Grecia y en más países de la eurozona (otro día le hablaré de Estados Unidos). Todos los bancos, unos más que otros, tendrán que retratarse. Lo mismo sucederá con los acreedores gubernamentales o particulares”, añade.

***

Por lo pronto, La agencia de medición de riesgo Moody"s ha rebajado tres escalones la calificación de la deuda soberana de Grecia y amenaza con volver a degradarla ante el eventual riesgo de impago de sus obligaciones.

Moody"s cita como factores de la rebaja el aumento del riesgo de que Grecia no pueda estabilizar su deuda sin una reestructuración y de que en algún momento la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) exijan la participación de los acreedores privados en una reestructuración como condición previa para dar apoyo financiero a Atenas.

Por eso, traigo a colación lo publicado hace unos días en lacartadelabolsa:

“Los mercados miran con lupa las cuentas de resultados de los bancos irlandeses, griegos, portugueses y españoles. Eso está muy bien, es su obligación para evitar sorpresas desagradables. Los mercados, no obstante, padecen una ceguera recurrente cuando toca hacer lo mismo con la banca alemana y francesa. Craso error, porque son los bancos más sensibles a posibles defaults de bonos soberanos.

Y si hay que elegir a los peores, los alemanes ocupan la primera posición. Por eso, Alemania ha emitido más deuda pública que España este año, pese a que su economía va muy bien: ha emitido para fortalecer a sus bancos. Lo que me pregunto es muy simple ¿los próximos test de estrés pondrán en evidencia este asunto o se harán para que aprueben los bancos de los países considerados más sólidos?”, cuenta el analista jefe de una sociedad de valores y Bolsa.

Hay información reciente sobre este asunto:

A tenor de las cifras publicadas por el Banco Internacional de Pagos (BIS, por sus siglas en inglés), las primeras víctimas serían los bancos de Francia y Alemania.

Las entidades financieras de estos dos países acumulaban 59.400 millones de euros y 40.300, respectivamente, en títulos de deuda griega el pasado 30 de septiembre, según el BIS, el banco central de los bancos centrales de todo el mundo. El tercer país cuyos bancos tienen más intereses en el Peloponeso es Reino Unido (12.100 millones.

La importante inversión de las entidades alemanas en Grecia hace que sorprendan las declaraciones de algunos responsables políticos de la locomotora europea. La canciller, Ángela Merkel, ha hablado en alguna ocasión de la posibilidad de que los poseedores de deuda privados (los bancos, entre ellos) asuman parte del coste de una reestructuración de la deuda griega…

El caso de la deuda alemana

La crisis bancaria ha provocado que países como Alemania eleven su deuda pública muy por encima de su déficit acumulado. El endeudamiento alemán se ha incrementado en medio billón de euros desde 2008, el doble que España. Sin embargo, a Berlín le hubiera bastado emitir 151.720 millones para financiar su déficit fiscal.

Han escrito J. Viñas y B. de Miguel en Cinco Días  que “en una situación de normalidad, el incremento de deuda pública que registra un país guarda una relación matemática con su nivel de déficit. Sin embargo, la crisis financiera ha roto esa correlación en ciertos países. Por ejemplo, el endeudamiento alemán se ha disparado desde que se inició la crisis. Ello perjudica a países como España que también deben recurrir intensamente a la financiación internacional.

Si bien el Gobierno germano ha registrado desde 2008 un déficit acumulado del 6,2% del PIB (151.720 millones de euros), ha incrementado sus niveles de deuda un 18,3% en el mismo periodo (500.815 millones de euros).

Dicho de otra forma, 349.000 millones de deuda pública alemana no sirvieron para financiar los números rojos públicos sino que se destinaron a comprar activos bancarios y sanear el sistema financiero germano, operaciones que no contabilizan como déficit…

Etiquetado en ARTÍCULOS

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post