Incidentes causados por 40 personas alteran la marcha de indignados en Roma

Publicado en por noticias-alternativas

 

Incidentes causados por 40 personas alteran la marcha de indignados en Roma

La manifestación multitudinaria transcurría pacíficamente cuando unos encapuchados han prendido fuego a varios coches

Internacional | 15/10/2011 - 

Roma. (EFE).- Los incidentes causados por un grupo de unas cuarenta personas, que han prendido fuego a varios coches y asaltado tiendas y bancos, alteraron lamanifestación del movimiento de los indignados enRoma.

Roma ha acogido des de las 14 horas una multitudinaria manifestación que ha reunido a unas 200.000 personas y en la que la policía italiana ha cargado contra varios grupos de encapuchados que les arrojaban piedras, bengalas y petardos. La Policía italiana ha empleado gases lacrimógenos y cañones de agua contra los grupos de manifestantes violentos que han quemado varios coches y han asaltado comercios y sucursales bancarias en Roma. Testigos presenciales han denunciado que han sido decenas de encapuchados los que han originado los disturbios tras infiltrarse entre los manifestantes.

Duros enfrentamientos en la capital italiana

Los enfrentamientos entre la policía y varios centenares de encapuchados durante la manifestación de los "indignados" convirtieron a Roma en el escenario durante más de cuatro horas de una batalla campal, que acabó con decenas de heridos entre manifestantes y agentes e importantes daños materiales, informa EFE.

Entre los episodios de violencia en Roma destaca la que esta tarde ha protagonizado un grupo de manifestantes radicales que ha incendiado un edificio anexo del Ministerio de Defensa en Roma.
La policía tuvo que cargar en numerosas ocasiones contra grupos de violentos y usar los chorros de agua a presión para dispersarlos creando momentos de pánico entre el resto de manifestantes.

Un furgón de los Carabinieri ha sido incendiado durante los disturbios entre agentes y grupos de manifestantes durante la manifestación del 15-O en Roma, en los que se habrían registrado ya una veintena de heridos.

En las imágenes de la televisión italiana se puede ver el vehículo en llamas, aunque se cree que todos sus ocupantes pudieron salir del furgón antes de que fuera rodeado, apedreado e incendiado por un grupo de manifestantes violentos.

La Policía italiana ha cargado contra la marcha, que había reunido a decenas de miles de personas en el centro de Roma, y la manifestación ha derivado en graves disturbios entre los agentes y grupos de encapuchados calificados por los medios italianos de "guerrilla".

El epicentro de los disturbios es la céntrica plaza de San Giovanni, donde los agentes han empleado gases lacrimógenos y los cañones de agua.

La manifestación de los "indignados" italianos había comenzado pacíficamente y con la satisfacción de haber convocado, según los organizadores, a más de 200.000 personas llegadas de todo el país.

Sin embargo, tras una hora de marcha, a la altura de la calle Cavour, comenzaron los primeros altercados cuando un grupo de unos cuarenta encapuchados, vestidos de negro, incendiaron a varios vehículos y asaltaron varias tiendas, sede de bancos y una agencia de trabajo temporal.

Después los altercados continuaron en la calle Labicana donde el grupo de violentos arrasó y dio fuego a dos plantas de una sede del Ministerio de la Defensa, que terminó completamente destrozada e incluso se derrumbó el techo.

Aunque las escenas más violentas se vivieron en la Plaza de San Juan de Letrán poco después de que llegase la cabeza de la manifestación, cuando la policía intervino lanzando chorros de agua a presión y gases lacrimógenos para dispersar al grupo de violentos que aumentaba poco a poco.

Unos 200 encapuchados arrojaron piedras y objetos y asaltaron los vehículos blindados de los carabineros (policía militar).

Los encapuchados consiguieron tras numerosos intentos incendiar un camión blindado de los carabineros, pero los dos ocupantes lograron huir del vehículo antes de que se propagasen las llamas.

Tras el incendio del blindado, la policía antidisturbios consiguió dispersar al grupo de los violentos y la plaza volvió a la calma, aunque los enfrentamientos continuaron en otra de las calles aledañas.

Según fuentes de los servicios médicos, cerca 20 manifestantes y treinta agentes tuvieron que ser atendidos, tras los incidentes, la mayoría debido a las heridas producidas al ser alcanzado por algun objeto.

Los organizadores de la marcha lamentaron que todos los esfuerzos hayan sido en vano, ya que los incidentes han eclipsado el motivo de las protestas.

Durante los altercados, los manifestantes intentaron al grito de "fuera, fuera" alejar al grupo de violentos y en plaza de San Juan se aplaudió en el momento en el que los camiones de la policía arrojaron agua contra los violentos.

La manifestación, que comenzó pacíficamente, estuvo encabezada por una gran pancarta en la que se podía leer: "Pueblos de Europa, levantaros" y contó con la participación de representantes de sindicatos italianos, movimientos de ciudadanos, estudiantes y familias.

Pero los disturbios obligaron a los organizadores de la manifestación a suspender los mítines que habían convocado a la llegada a la Plaza de San Juan de Letrán.

El alcalde de Roma, Gianni Alemanno, afirmó que los verdaderamente "indignados" hoy han sido los romanos que han visto como se ha destrozado la ciudad y afirmó que "lo peor de Europa se dio cita hoy en la capital", en referencia al numeroso grupo de encapuchados.

Al menos una persona ha resultado herida y ha tenido que ser trasladada a un hospital como consecuencia de estos enfrentamientos.

Además, el fuego de uno de los cuatro vehículos incendiados se ha trasladado a un edificio contiguo situado cerca del Coliseo. Los manifestantes también habrían asaltado y saqueado una sede del Ministerio de Defensa, ha informado la agencia de noticias italiana Ansa.

Gases lacrimógenos

La Policía italiana ha empleado gases lacrimógenos y cañones de agua contra los grupos de manifestantes violentos que han quemado varios coches y han asaltado comercios y sucursales bancarias en Roma. Testigos presenciales han denunciado que han sido decenas de encapuchados los que han originado los disturbios tras infiltrarse entre los manifestantes. Al menos una persona ha resultado herida y ha tenido que ser trasladada a un hospital como consecuencia de estos enfrentamientos. 

Además, el fuego de uno de los cuatro vehículos incendiados se ha trasladado a un edificio contiguo situado cerca del Coliseo. Los manifestantes también habrían asaltado y saqueado una sede del Ministerio de Defensa, ha informado la agencia de noticias italiana Ansa.

La manifestación de los indignados, que comenzó a las 14.00 hora local (12.00 GMT) desde la céntrica Plaza de la República, transcurría pacíficamente hasta que un grupo de personas, vestidas de negro y con la cara tapada, comenzó a provocar incidentes destrozando algunas tiendas y bancos y prendiendo fuego a algunos vehículos.

La marcha, que ha reunido, según los organizadores a cerca de 200.000 personas, se ha dividido debido a los altercados, pero la mayoría de los manifestantes continúan su camino hacia Plaza San Juan de Letrán, donde se prevé que termine la marcha.

Los manifestantes han intentado detener al grupo de violentos lanzándoles botellas, pero sin éxito, y, por el momento no se ha producido la intervención de la policía.

Una nube de humo negro se puede observar en la calle Cavour, cercana al Coliseo romano.

La Policía italiana había activado un fuerte dispositivo de seguridad en Roma con el cierre de varias estaciones de metro y la división de la ciudad en zonas para un mayor control, ante los temores de altercados durante la manifestación.

La manifestación de Roma se enmarca en la jornada mundial de protesta, convocada en un millar de ciudades de 82 países para este 15 de octubre, bajo el lema "Unidos para un cambio global".

http://www.lavanguardia.com/temas/indignados/index.html


  comentarios

Etiquetado en NOTICIAS

Comentar este post