INTERNET resulta incómodo y genera miedo en los gobiernos.

Publicado en por noticias-alternativas

Internet, el incómodo
La red se ha convertido en un instrumento crucial para favorecer a los derechos humanos. El alcance mundial de internet y su capacidad de movilizar a las poblaciones genera miedo
Votar  Resultados
Enviar artículo Imprimir Aumentar el tamaño de la letra Disminuir el tamaño de la letra

El alcance mundial de Internet y su capacidad de informar en tiempo real y de movilizar a las poblaciones genera miedo entre gobiernos y poderosos, sostuvo Frank La Rue, relator especial de la ONU para la Promoción y Protección del Derecho a la Libertad de Opinión y de Expresión.

Ese temor condujo al aumento de restricciones en el uso de la red de redes, mediante la introducción de complejas tecnologías para bloquear los contenidos, controlar e identificar a activistas y críticos, además de la penalización de formas legítimas de expresión, dijo el jurista guatemalteco.

La Rue, quien el viernes presentó su informe al Consejo de Derechos Humanos de la ONU (Organización de las Naciones Unidas), mencionó las técnicas de filtración de información empleadas en China, mediante tecnologías que bloquean contenidos con la mención de un solo concepto, por ejemplo "derechos humanos".

El acceso a los contenidos significa pluralidad y diversidad en la recepción de información a través de Internet y también en la difusión por la misma vía.

Ese procedimiento implica ausencia total de censura, describió el experto.

PROTAGONISTA DE LAS REVUELTAS 
Esa fortaleza de Internet y los levantamientos populares de los últimos meses en el Medio Oriente y el norte de África, especialmente al principio en Túnez y Egipto, "atemoriza a los políticos", expuso en una conferencia de prensa.

El relator sostuvo que esos alzamientos no fueron "revoluciones de Internet", sino revoluciones de los pueblos de Túnez y de Egipto que usaron Internet.

Por tanto, los cambios de estilos de gobierno o de desarrollo dependen de las poblaciones de los países, pero también está claro que con Internet ellas contaron con medios más rápidos para denunciar las violaciones a los derechos humanos, para enfrentar la impunidad y para divulgar al mundo en tiempo real lo que estaba sucediendo, reflexionó.

En una visita a Argelia, La Rue transmitió a gobernantes y especialistas su convicción de que en los países de la región no se puede ignorar el reconocimiento de las aspiraciones de las y los jóvenes, quienes demandan más libertad, más participación y pretenden ser escuchados.

También quieren más empleos. La región tiene un nivel de educación superior al de ocupación y es muy frustrante para ellos haber estudiado y encontrarse con las manos vacías, observó el experto.

Por eso, éste es el momento de oír a los jóvenes y a sus demandas, pero también de darles un espacio para que se expresen, insistió.

Internet se ha convertido en un instrumento crucial para favorecer a los derechos humanos y para facilitar la participación ciudadana y, en consecuencia, para transformarse en un fundamento de la construcción y el fortalecimiento de la democracia, agregó.

La Rue citó otra forma de censura: el uso del derecho penal, como ocurre en Corea del Sur, donde la legislación especializada tipifica a la difamación como un delito con penas de hasta siete años de prisión.

La función de Internet como medio para el ejercicio del derecho a la libre expresión solamente puede perfeccionarse si el Estado aplica políticas para promover el acceso universal al servicio, subrayó el relator especial.

 

Etiquetado en ARTÍCULOS

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post