La alternativa de Trabajo: potenciar los convenios empresariales

Publicado en por noticias-alternativas

Valeriano Gómez señala los ejes centrales de la reforma

La alternativa de Trabajo: potenciar los convenios empresariales

Gema Escribano | Madrid

La negociación colectiva ha fracasado. Cuatro meses de conversaciones no han servido para alcanzar un acuerdo definitivo sobre la reforma de los convenios. Los agentes sociales se levantaron de la mesa dejando el turno en manos una vez más del Gobierno.

La negociación colectiva ha fracasado. Cuatro meses de conversaciones no han servido para alcanzar un acuerdo definitivo sobre la reforma de los convenios. Los agentes sociales se levantaron de la mesa dejando el turno en manos una vez más del Gobierno.
Temas relacionados:

Gema Escribano - Madrid - 04/06/2011

 

Mientras tanto el ejecutivo guardaba en la recámara un plan alternativo por si la patronal y los sindicatos no conseguían pactar la reforma. El departamento de Valeriano Gómez ha recogido los escasos avances que se han ido produciendo para elaborar un decreto ley que presentará el próximo 10 e junio en el Consejo de Ministros.

 

A la espera de conocer cuáles son las modificaciones, Gómez adelantó el jueves algunas de las líneas maestras que orientarán la reforma:

 

Estructura de los convenios

 

Uno de las prioridades es dotar a la negociación empresarial de un mayor protagonismo pero todo ello con una mejor ordenación dentro del sector. Esto podría interpretarse como un intento de eliminar los convenios provinciales, algo que en su momento llegó a apuntar el propio ministro. En la actualidad el 65% de los trabajadores tienen como referencia un convenio sectorial provincial.

 

Las exigencias de la patronal van siguen esta senda, pues buscan que la flexibilidad interna permita una mayor descentralización. Quieren que los convenios de empresa sean autosuficientes, lo que no lo haría incompatible con la posibilidad de que tomen de referencia otros convenios de ámbito superior. El objetivo último supondría la eliminación de la prohibición de crear un convenio de empresa en el momento que consideren oportuno.

 

Flexibilidad interna

 

El otro gran eje que la reforma persigue es aumentar la flexibilidad interna. Esto ha de realizarse sin perder de vista los instrumentos de participación con los que cuentan los trabajadores. Hasta el momento los descuelgues salariales se llevaban a cabo en las comisiones paritarias que se encuentran un nivel por encima de las empresas. Ahora lo que se pretendería es dotar de mayor autonomía a los convenios que se desarrollen dentro de las propias compañías.

 

Dentro de esta apartado quedarían reguladas las condiciones de distribución de la jornada o movilidad.

 

Cobertura

 

Valeriano Gómez quiere alcanzar un mayor dinamismo sin perder cobertura, es decir, potenciar los convenios de empresa y en el caso de que no existan los empleados contarían con el sectorial para no estar desprotegidos en ningún momento.

 

Los autónomos y sectores emergentes merecen una especial atención por tratarse de empleados que carecen de un convenio propio. En su lugar, toman como marco de referencia lo establecido en el Estatuto de los Trabajadores.

 

Vigencia de los convenios

 

Una de las cuestiones pendientes sobre las que no se ha avanzado ningún detalle es la que hace referencia a la ultraactividad. Cuando finaliza la vigencia de un convenio los empresarios y los sindicatos cuentan con un periodo de negociación. Una vez que este vence se procede al arbitraje para decantar la balanza a favor de uno o de otros. El objetivo del gobierno sería, en principio, limitar el periodo de negociación para evitar que se prolongue en el tiempo sin llegar a un acuerdo definitivo. Los plazos fijados oscilarían entre los 6 y los 18 meses, en función de la duración del convenio.

 

Una de las exigencias de la CEOE es lo referente al deber de negociar. Una vez que se denuncie un convenio por falta de vigencia este debería decaer y el arbitraje pasaría a ser la solución para dirimir el conflicto. Si esto se aplicara, la patronal estima que el 70% de los convenios que prevalecen en la actualidad se encontrarían en desuso.

 

Las negociaciones entre los agentes sociales se encontraban bastante próximas antes de las elecciones del 22 de mayo. Sin embargo, un día después de conocerse los resultados la patronal dio un golpe de timón y retornó a sus antiguas posiciones, presionado por las exigencias de CEIM.

 

Las reacciones del ejecutivo no se hicieron esperar. El pasado 1 de junio tanto la ministra de Economía, Elena Salgado, como el propio Valeriano, no dudaron en señalar a la CEOE como los responsables del estancamiento al indicar que la patronal busca prolongar en el tiempo la reforma a la espera de un cambio de gobierno que favorezca sus posiciones.

 

Sin embargo, esto no sucederá ya que el ministerio tenía prevista la inexistencia de acuerdo como ya hizo con el fracaso de la reforma laboral o lo ocurrido dentro del Pacto de Toledo.

 

Exige al Gobierno "prudencia" en el texto

CC OO no descarta movilizaciones por la negociación colectiva

El secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, ha asegurado este sábado que no descarta llamar a la movilización ciudadana si el proyecto de ley sobre la reforma de la negociación colectiva que presentará el Gobierno el próximo viernes no es satisfactorio para el sindicato y ha exigido "prudencia" al Ejecutivo a la hora de elaborar el texto.

  • También te puede interesar

Ep - Madrid - 04/06/2011

 

En declaraciones Europa Press Televisión, Fernández Toxo ha recordado que la reforma laboral aprobada por el Ejecutivo ya provocó "una huelga general" y ha aclarado que, aunque no quiere "anticipar acontecimientos", no descarta "absolutamente ningún escenario" de posibles movilizaciones.

 

"Yo no descarto absolutamente ningún escenario. Tenemos un conflicto con el Gobierno abierto todavía. No quiero anticipar acontecimientos, sólo llamo a la prudencia. Que se cuide el Gobierno de los amigos, estos que le aconsejan cortar por lo sano. No vaya a ser que se equivoque otra vez", ha señalado.

 

En este sentido, el líder de CC OO ha expresado que hay contenidos de la reforma consensuados entre los sindicatos y la CEOE "que son muy aprovechables", y ha advertido al Gobierno de que si va a "gobernar de forma unilateral" no termine siendo "el pagano de la ruptura del desacuerdo entre empresarios y sindicatos".

 

Adelanto electoral

 

Sobre un posible adelanto electoral de los comicios generales previstos para marzo de 2012, Toxo ha destacado que la situación económica del país "no se resuelve con el anuncio de la no presentación" del jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ni con el anuncio de la candidatura a las primarias del PSOE del vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, sino con un "giro a la orientación política económica".

 

"El problema no es si se anticipan o no las elecciones, sino el programa que gobierna el país. No descarto la anticipación electoral si es el ultimo recurso, pero yo sería más partidario, ahora que viene la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), de que el Gobierno aproveche para dar un giro a la orientación política económica", ha subrayado.

 

Así, ha reconocido que no se siente "en absoluto responsable" de la ruptura de las negociaciones con la patronal y ha lamentado que las posiciones estaban "lo suficientemente cerca" como para haber llegado a un acuerdo de no haber sido por "el cambio radical" de actitud de la CEOE.

Según Toxo, haber atravesado la cita electoral de los comicios autonómicos y locales del pasado 22 de mayo "no ha ayudado" a la negociación, sino que "más bien ha interferido" de manera "negativa" ya que varios sectores empresariales se han animado tras la fecha a plantearse "objetivos que no estaban sobre la mesa".

 

Por último, y preguntado sobre qué tipo de relación va a mantener ahora con la CEOE, Toxo ha reconocido que el sindicato tendrá que "hacer un esfuerzo" con la patronal para intentar revertir las malas cifras del desempleo del país, aunque aún "es difícil de evaluar" porque "han pasado muy pocas horas".

 

Por su parte, el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, ha culpado a la CEOE de "desmantelar la negociación colectiva" al haber dado "un giro radical" en sus planteamientos y ha pedido a los grupos parlamentarios que reflexionen si deciden aprobar el proyecto de ley que presentará el Gobierno.

 

Una de las causas de la ruptura de la negociación colectiva

CEOE "no podía permitir" que los sindicatos entraran en las pymes

La CEOE asegura que la petición de los sindicatos de querer entrar en las pequeñas y medianas empresas fue una de las causas de la ruptura de la negociación colectiva y que la patronal "no lo podía permitir".

  • Efe - Madrid - 04/06/2011

En una entrevista en El País, el presidente de la CEOE, Juan Rosell, afirma que los agentes sociales estuvieron muy cerca de un acuerdo la semana después de las elecciones pero que posteriormente los sindicatos dijeron que querían intervenir en las empresas, incluidas las pymes.

 

"Les dijimos que bajo ningún concepto", asevera Rosell, tras añadir que los empresarios no podían permitir "sindicalizar" las pymes cuando en España no es obligatorio tener representación sindical en empresas de menos de 50 trabajadores.

Rosell añade que los sindicatos podrían haber sido "más ambiciosos" en la negociación y cree que tuvieron "miedo de que sus bases no lo entendieran".

 

Los sindicatos culpan a CEOE

 

Sin embargo, los secretarios generales de UGT, Cándido Méndez, y de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, aseguran, en el mismo periódico, que la culpa de la ruptura fue de la patronal por proponer medidas que suponían un "retroceso de decenios" -apunta Toxo-.

 

Los dirigentes sindicales dicen que cuando la patronal se había comprometido a que la vigencia de los convenios no excluyera a los jefes de equipo y a los trabajadores de empresas de menos de seis empleados presentan otro documento distinto.

Toxo explica que en ese nuevo texto insistían en que los convenios que expiraran no fueran renovados automáticamente y decayeran, y era un "retorno al pasado más intolerable".

 

Méndez también criticó el documento de la patronal madrileña CEIM que exigía la creación de un contrato único con indemnización de 20 días por año trabajado, aunque Rosell niega que se introdujeran estas peticiones en la negociación colectiva y puntualiza que sólo se habló de que no se pueden mantener 43 modalidades de contratos diferentes.

 

El presidente de la patronal, reconoce que la difusión del documento de CEIM probablemente "ha distorsionado muchas cosas" y niega que cambiara los argumentos que defendía la CEOE desde el inicio.

 

Por otra parte, Toxo y Méndez consideran que la reforma que haga el Gobierno ya no implica a los sindicatos y mientras el líder de UGT pide "no hacer demagogia" al decir que rebajará el paro, el dirigente de CC OO asevera que "las reformas sin acuerdo no son eficaces".

Etiquetado en ARTÍCULOS

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post