Las firmas españolas no aprovechan la caída para comprar títulos propio

Publicado en por noticias-alternativas

Las firmas españolas no aprovechan la caída para comprar títulos propios

Cristina García
16/09/2011 - 

 

Las últimas correcciones fruto de las dudas que recaen sobre el futuro económico de la Unión Europea han llevado a las principales plazas del Viejo Continente a niveles mínimos no vistos desde marzo de 2009.

 

En este contexto en el que la renta variable asusta, algunas cotizadas europeas han visto en la caída de sus títulos una oportunidad para invertir en acciones propias, o autocartera, en lugar de destinar los recursos a otras actividades de sus negocios.

Pero, ¿qué lugar ocupan las españolas del EuroStoxx 50 en cuanto a la posesión de títulos propios? Tan sólo cuatro de sus seis integrantes -Telefónica, Iberdrola, Santander y BBVA- poseen entre un 0,3% y 1,1% en propias acciones. Unos porcentajes inferiores a la autocartera que presentan el resto de europeas.

Las razones por las que una empresa realiza esta práctica pueden ser múltiples. Sin embargo, en la coyuntura actual en el que la crisis de deuda periférica, aún sin resolver, ha llevado a las bolsas a niveles mínimos de hace dos años, los motivos se limitan.

El abaratamiento en el mercado de los títulos de una compañía, en comparación con su valor real, suele ser uno de los principales. ¿Qué empresa no desearía adquirir sus propias acciones si su rentabilidad puede superar a la de sus propias inversiones?

Las europeas lo tienen claro...

Pero, aunque la respuesta sea obvia, la coyuntura económica actual no siempre permite a una compañía destinar su dinero a tal práctica en vez de cubrir necesidades más urgentes. Sin embargo, las cifras en autocartera que ostentan algunas de las cotizadas europeas hablan por sí solas de su situación.

El caso más significativo es el de Eni. El grupo italiano acumula una cifra en títulos propios que roza el 10%, la cantidad máxima permitida por la ley. La petrolera, que ha sido noticia en los últimos días por el posible reestablecimiento de su actividad en Libia, posee un 9,6% en títulos propios. Una cifra que la sitúa en el podium de las compañías con más autocartera del EuroStoxx 50.

La segunda empresa más grande del índice europeo es también la segunda que más acciones propias posee. La multinacional anglo-holandesa Unilever dedicada a la elaboración de productos de cuidado personal y alimentación cuenta con un 8,3% en autocartera. Por detrás, en el tercer y cuarto puesto se sitúan Danone y RWE, que acumulan más de un 5% en sus propias acciones.

...pero las españolas no tanto

De las cincuenta empresas que integran el principal indicador bursátil europeo, tan sólo seis son españolas gracias a la incorporación de Inditex a partir del próximo día 19.

Sin embargo, sólo cuatro de ellas -BBVA, Santander, Telefónica e Iberdrola- se encuentran entre aquellas que destinan parte de su capital a la realización de esta práctica.

La primera diferencia entre las compañías españolas y europeas, en este ámbito, es el porcentaje que ambas dedican a la adquisición de sus propias acciones. Mientras Eni o Unilever superan el 8%, BBVA o Santander se sitúan en torno al 1%... ¿por qué?

La explicación es sencilla. En cualquier ámbito, para poder realizar una actividad se necesita tener los recursos idóneos, además de establecer prioridades con ellos.

Si lo aplicamos a las entidades financieras españolas sucede lo mismo. Pese al bajo precio que sus títulos han adquirido en el parqué durante los últimos meses, los que están por delante son claves para la gran banca española, que se enfrenta a importantes vencimientos de deuda.

En el caso de Santander en 2012 le vencerá un 24,53% del total de su deuda, que asciende a más de 179 mil millones de euros. Lo mismo sucede con la entidad presidida por Francisco González, que el año que viene le vencerá más del 17% del total de sus compromisos financieros que asciende a más de 90 mil millones de euros.

PUBLICIDAD

Etiquetado en NOTICIAS

Comentar este post