Lo que faltaba. El capital español emigra. Se va a hacer las " Américas"

Publicado en por noticias-alternativas

El capital español emigra: la inversión nacional en el exterior se triplica

José María Triper - 11/11/2011
  • La salida de inversiones directas supera los 17.300 millones   elEconomista.es

dinero3.jpg

 

 

Éste es el motivo principal que explica el espectacular repunte de las inversiones españolas en el exterior que, con datos del Banco de España, han crecido un 220% en los ocho primeros meses de este año, hasta 17.376,8 millones de euros, frente a sólo 5.414,5 millones registrados entre enero y agosto de 2010.

 

Un banco emisor que el pasado 1 de noviembre anunciaba ya una caída del 0,7% de la demanda nacional durante el tercer trimestre derivada del fuerte deterioro en el consumo público y de la inversión en construcción.

Por la crisis

"Las empresas españolas si quieren sobrevivir tienen que invertir fuera", afirma Balbino Prieto, presidente del Club de Exportadores e Inversores Españoles, quien justifica esta fuerte salida de capitales por "la crisis económica interior, que está llevando a muchos emprendedores españoles a buscar nuevos horizontes ante la falta de perspectivas y de crédito en el mercado nacional".

 

Es cierto que este volumen de inversión directa española en el extranjero incluye las operaciones financieras anunciadas a finales del año pasado por el BBVA en Turquía y el Santander en Polonia, que se han materializado en 2011 y que suman 8.328 millones de euros, el 48% del total.

 

Pero también lo es que junto a ellas se detectan importantes inversiones en sectores como la energía, la construcción o las industrias manufactureras, de empresas que están trasladando parte de su actividad a otros países donde, además de mayores oportunidades de trabajo y de negocio, consiguen también financiación local para sus proyectos.

 

Concretamente, el último informe sobre inversiones exteriores del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, correspondiente al primer semestre de este año, constata que la inversión española en el exterior durante este periodo se concentra en cuatro sectores de actividad que suponen el 92% del total: Finanzas y Seguros, que recibieron el 61,9% del total, Suministro de Energía, con el 14,9%, y Construcción y Manufacturas, con el 9 y el 7,3%, respectivamente.

 

El informe destaca, sin embargo, el "crecimiento significativo" de los dos últimos sectores y en especial del de la Construcción, que aumentó un 522% en tasa interanual.

¿A dónde van?

Respecto a la distribución geográfica de las inversiones directas realizadas por las empresas españolas, el informe de la Dirección General de Comercio e Inversiones confirma a la Unión Europea como la región que recibió mayores flujos de capital español, con el 42,9% del total y un crecimiento del 69,7%, que está fuertemente influenciado por la operación del Santander en Polonia.

 

A pesar de ello, los técnicos de la Administración Comercial resaltan el papel de América Latina que, con una tasa de crecimiento interanual del 458%, eleva su peso relativo en el conjunto hasta el 22,8% del total.

 

Dentro de América Latina, Brasil se consolida como el primer país receptor de las inversiones productivas españolas en la región, con 2.647 millones de euros hasta junio y un crecimiento interanual del 1.524,1%, seguido de México, con 315 millones de euros y un aumento del 123,6%.

 

Destacan también las subidas experimentadas por las inversiones españolas en Uruguay y Chile, que mejoran un 724,8 y un 70%, respectivamente.

También en España

En sentido contrario, es destacable también el crecimiento del 96,8% que el Banco de España registra para las inversiones extranjeras directas en España, hasta totalizar 10.285,6 millones de euros entre enero y agosto.

 

Pero, también en este caso, este crecimiento está fuertemente influenciado por una sola operación: la realizada por France Telecom para inyectar capital en su filial española Orange, por un valor superior a 4.000 millones de euros, es decir, prácticamente el 40 por ciento de todas las inversiones recibidas.

 

Ello no es óbice para constatar que España sigue siendo un país atractivo para las empresas extranjeras como demuestra que el 37,4 por ciento de las multinacionales instaladas en nuestro país ha decidido aumentar su inversión en 2011, diez puntos más que el año pasado, frente a sólo un 16,2 por ciento que decidió disminuirlas.

 

fuente elcenomista.es

Etiquetado en NOTICIAS

Comentar este post