Los bancos en caída libre. Escalada prima riesgo cierra principal vía de liquidez para la banca

Publicado en por noticias-alternativas

A TRAVÉS DE LAS CÁMARAS DE LIQUIDACIÓN, SUSTITUTAS DEL INTERBANCARIO

La escalada de la prima de riesgo cierra la principal vía de liquidez para la banca española

 

Eduardo Segovia -    22/11/2011  (12:34h)

 

La escalada de la prima de riesgo hasta las cercanías de los 500 puntos básicos ha cerrado en buena medida la financiación de la banca española a través de las cámaras de liquidación, sustitutas del interbancario y la principal vía para obtener liquidez ante la imposibilidad de emitir en el mercado mayorista.

Esto supone poner en riesgo unos 300.000 millones que tienen las entidades españolas en estas instituciones, lo que disparará la apelación al BCE.

Hasta ahora, a pesar de la crisis de deuda y del cierre a cal y canto de los mercados institucionales (sólo BBVA y La Caixa han conseguido colocar 1.000 millones entre los dos en los últimos ocho meses), esta vía de financiación permanecía abierta para la banca española, lo que la había convertido en su fuente principal de liquidez.

Por tanto, el cierre del que alertan ahora bancos y brokers supone un auténtico desastre para unos costes de financiaciónque ya andan por las nubes y que pueden situar de nuevo los márgenes de las entidades en negativo.

Las razones de este cierre se refieren a la desconfianza en la deuda pública española. Los bancos internacionales llevan desde 2009 sin fiarse de los españoles -y situaciones como la intervención del Banco de Valencia no hacen sino agravar la desconfianza-, por lo que no les prestan directamente a más de un día en el interbancario clásico.

Pero la entrada de varios bancos nacionales como miembros de estas cámaras de contrapartida central, la más conocida de las cuales es LCH.Clearnet, logró que se aceptaran los bonos españoles como garantía para recibir liquidez.

Ahora, la prima de riesgo ha superado los 450 puntos básicos, nivel que suele detonar una subida del llamado 'haircut' (recorte de valor de las garantías) que aplican estas cámaras: ahora mismo, este recorte se sitúa en el 15%, es decir, que si un banco tienen bonos por valor de 100, le prestan 85; cuando suba el 'haircut' al 30%, sólo obtendrá 70 por esos mismos 100, lo que en la práctica supone una subida del 100% del coste de financiación. LCH elevó este recorte cuando la prima de Italia llegó a estos niveles, lo que fue el detonante de la caída del Gobierno de Berlusconi

Todo el mundo en el mercado está convencido de que es cuestión de días que haga lo mismo con España, de ahí que nadie quiera aceptar bonos españoles que van a perder tanto valor en breve. Por eso no se renuevan los préstamos que vencen en las próximas semanas: "No hay ninguna posición abierta más allá de fin de año", afirma una de las fuentes. 

Los préstamos en estas cámaras no suelen superar el plazo de un mes, lo cual tampoco es muy saludable para unas entidades que deben refinanciar vencimientos de deuda a largo plazo; pero no hay otra opción mejor. Y ahora, ni siquiera eso.

Cerrar aún más el grifo del crédito

En esas circunstancias, las entidades tendrán que seguir reduciendo sus necesidades de liquidez, es decir, desapalancándose. Lo cual significa cerrar todavía más el grifo del crédito, lo que a su vez agravará la situación de una economía que está entrando de nuevo en recesión. "Ésa es la verdadera consecuencia de la subida de la prima de riesgo, su traslación al sistema financiero y al crédito", explica José Carlos Díez, economista jefe de Intermoney.

Por el otro lado, los bancos tendrán que buscar otras fuentes de liquidez. "La vía de los depósitos está agotada, lo que captamos unos es porque se lo quitamos a otros pero el conjunto no crece; y ahora, con las letras a un año al 5%, no podemos competir", explican en un banco. ¿Qué vía queda entonces? La única es la barra libre del BCE, donde acudirán masivamente las entidades españolas a partir de ahora.

"No hay más remedio, aunque el Banco de España no quiera que los bancos recurramos al BCE. Creo que acabaremos el año con una apelación superior a 100.000 millones en España y a 150.000 millones en Italia", señalan desde el banco citado.

ElConfidencial.com > Economía y Empresas > 

Etiquetado en NOTICIAS

Comentar este post