Los intereses le suman cada día 100.000 euros más a la deuda del Ayuntamiento

Publicado en por noticias-alternativas

Los intereses le suman cada día 100.000 euros más a la deuda del Ayuntamiento

La auditoría fija en 437,2 millones de euros el débito, 3.262 euros por cada habitante del municipio.

 

a. caballero | león 03/12/2011

Si se quisiera acabar a escote con la deuda del Ayuntamiento de León, cada uno de los 134.012 habitantes del municipio de tendría que pagar 3.262 euros para dejar a cero la cuenta. Casi 1,2 millones de euros al día durante el próximo año para saldar los 437.241.000 euros que figuran en el avance de la auditoría realizada por Deloitte. Una rémora, que «podría tener cambios que se espera que no sean significativos», que «condicionará» la actividad de la administración municipal durante como mínimo «los próximos 25 años, siempre y cuando se cumplan con rigor los presupuestos hasta entonces», según anunció ayer el concejal de Economía y Hacienda del consistorio, Agustín Rajoy.

«¿Cómo ha subido la deuda? Eso es fácil. Si se gasta más de lo que se ingresa, esa diferencia se deja a deber, no se puede pagar», explicó el edil del PP. Un concepto simple y obvio que no guardaron los equipos de gobierno de los 32 años anteriores, como el último de PSOE y UPL, que cifró el débito a su entrada en 268 millones de euros. «No redujeron lo que dijeron que iban a reducir, ni subieron la recaudación de lo que contaron que iban a subir», volvió a resumir el representante del ejecutivo municipal para criticar el incumplimiento del plan de salvación que se presentó con todo el boato en el 2007.

La deuda se desglosa en cuatro grandes apartados: la financiera, que se mantiene con los bancos, se sitúa en 100 millones; los pequeños proveedores y subvenciones incumplidas representan un acumulado de 157 millones; los juicios con sentencia firme arrastran 30 millones; y los grandes proveedores suman 150 millones. Una partida que se reparten «una decena de grandes contratos», como el que se mantiene con Urbaser por la recogida de basura, con 100 millones de débito, y la limpieza de interiores, con 4 millones; con Alsa por los autobuses urbanos, con 10 millones adeudados o con Acciona por el mantenimiento de infraestructuras y jardines, que ronda los 10 millones. Por encima de los 2.5000 acreedores, repartidos en 25.000 facturas pendientes de saldar su pago.

La situación del Ayuntamiento de la capital leonesa «se agrava» por «la dureza de la aplicación de la ley de moras», avisó Rajoy, quien reseñó que esta normativa obliga a afrontar los pagos en los primeros 50 días, que «el próximo año serán sólo 40», y grava con «un interés del 8,25%» el débito. Más de «33 millones de euros», que suponen que la administración municipal «aumente su deuda cada día, sin hacer nada, en 100.000 euros» sólo por la aplicación de estos intereses.

El mandato 2007-2011. Rajoy centró su análisis en el último mandato para subrayar que el déficit estructural, que representa lo que se gastó por encima de lo que se ingresó, supone «123 millones de euros, al incluir los intereses y las reclamaciones no contabilizadas», en lugar de los «15 millones de euros» que quedaron asentados en la liquidación del 2010. Un desfase generado «principalmente por haber presupuestado ingresos por concesiones, por ejemplo en parkings, de 40 millones de euros o enajenación de inversiones por valor de 98 millones, que nunca llegaron», además de «ingresos por precios públicos, tasas e impuestos que se inflaron de manera irreal en torno a 10 millones al año», detalló el concejal del PP.

Cantidades que se reflejaban en los presupuestos como ingresos, aunque no se fueran a recibir, para poder equilibrarlas con gastos.

Por encima de estos desfases en las cuentas municipal, el concejal de Economía y Hacienda incidió en que los auditores habían encontrado 66,5 millones de euros de «facturas sin consignar», de los cuales «30 millones estaba propiamente en los cajones».

«No es que no tuvieran consignación, sino que ni siquiera estaban computadas», apostilló para diferenciar entre los dos grupos de gastos en bienes y servicios que se acometieron pero no se pagaron ni se asentaron en presupuestos. Incorrecciones que hacen que el remanente negativo de tesorería no sea de 85 millones, «como registraron», sino de 225 millones, «según estiman los auditores».

La diferencia afecta incluso a las deudas que mantienen distintas empresas con el Ayuntamiento.

Un capítulo de ingresos en el que el equipo de gobierno PSOE y UPL «tenía registrados 43 millones de euros», de los cuales «al menos 20 millones, según han detectado los auditores, no son cobrables, por fallidos o inventados», remarcó Rajoy. Una partida irreal debido a «errores contables, intencionados o no, subvenciones que se han tenido que devolver por mala gestión y faltas de procedimiento interno».

Una radiografía general aportada por Deloitte que el portavoz del PP, José María López Benito, explicó de manera pedagógica: «Sobre el papel el presupuesto está equilibrado, pero la realidad es que año tras año se gasta lo que se consigna pero no se ingresa lo que se consigna.

Una bola que va creciendo y que ha dado este resultado». 437.241.000 euros.

http://www.diariodeleon.es/noticias/afondo/los-intereses-le-suman-cada-dia-100-000-euros-mas-a-deuda-del-ayuntamiento_651030.html

Etiquetado en NOTICIAS

Comentar este post