Movimientos a la espalda del sector de cajas

Publicado en por noticias-alternativas

A fondo

Movimientos a la espalda del sector de cajas

Las cajas de ahorros están en el ojo del huracán desde hace meses. Después de los esfuerzos realizados para encauzar su reestructuración en tiempo récord, los directivos observan atónitos cómo se vuelve a señalar a estas entidades como el cuello de botella de la recuperación económica y cómo la Administración maniobra a sus espaldas para poner en marcha nuevas reformas.

Sectores relacionados

"No tiene sentido modificar una ley que apenas lleva medio año en vigor", explica un directivo

Cinco Días - 17/01/2011

El sentimiento generalizado en el sector es que les han convertido en la cabeza de turco de los problemas económicos de España y que son muchos los agentes políticos y económicos que están dispuestos a servirlas en bandeja a los mercados financieros internacionales para apaciguarlos.

Una de las críticas más repetidas es la referida a los vaivenes en la política del Gobierno hacia las entidades de ahorro. Aunque el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, desmintió reiteradamente el pasado viernes que el Ejecutivo esté planteando una nueva reforma de la Ley de Cajas, los responsables consultados no terminan de creer su palabra.

"Estamos desconcertados", asegura un directivo de una entidad mediana. "No conocemos nada de lo que está preparando el Gobierno, pero no tendría sentido modificar una ley que apenas lleva medio año en vigor".

De acuerdo con diversas informaciones, el Banco de España y el Ejecutivo están barajando obligar a todas las cajas a operar a través de un banco. De esta forma, tendrían mayor facilidad para buscar capital en los mercados internacionales. Sin embargo, esta medida supondría restringir la capacidad de las entidades de ahorro de elegir la naturaleza jurídica que prefieren adoptar, lo que constituía una de las señas de identidad de la recién reformada Ley de Órganos Rectores de Cajas de Ahorros (Lorca).

Según Campa, las cajas siguen teniendo diferentes caminos para escoger y será una "decisión individual" que deberá tomar cada una de ellas, con el objetivo de reforzar su transparencia y su estructura de capital.

Campa también indicó que el Gobierno no tiene preferencia por una fórmula determinada, como la conversión de las entidades en bancos y recalcó que en cualquier actuación adicional del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) quien tiene la última palabra es el Banco de España.

Pese a las aclaraciones de Campa, también en la CECA se confiesan sorprendidos por el cariz que han tomado los acontecimientos. "El Banco de España ya había advertido en varias ocasiones que prefería la alternativa de operar a través de un banco, pero de ahí a obligar a todo el sector a optar por esta alternativa hay un trecho", explica una fuente de la Confederación.

Durante la tramitación de la reforma de la Ley de Cajas, el sector participó activamente en su desarrollo. Además, esta iniciativa legislativa fue el único asunto económico en el que los dos grandes partidos se pusieron de acuerdo. "Parece descabellado tirar por los suelos ese consenso", explica esta última fuente, al tiempo que asegura que no ha podido obtener información adicional del PSOE ni del PP. Uno de los portavoces económicos de este partido, Álvaro Nadal, aseguraba el viernes que lo que hace falta es "voluntad política", y no poner en marcha una nueva normativa.

Otra de las medidas que podría estar preparando el Gobierno es la recapitalización masiva del sector. De acuerdo con un experto jurista, esta alternativa no podría afrontarse con el actual esquema del FROB, sino que debería aprobarse un marco normativo nuevo. Además, dado que la autorización de la Comisión Europea para las ayudas públicas terminó el 31 de diciembre de 2010, la iniciativa requeriría la negociación con las autoridades de competencia de Bruselas.

Recapitalización del sector

Un último aspecto que podría estar preparando el Ejecutivo presidido por José Luis Rodríguez Zapatero es la posibilidad de que, ante una nueva actuación del FROB, se utilicen acciones o cuotas participativas para capitalizar las cajas, en lugar de hacerlo a través de participaciones preferentes como se ha hecho hasta el momento.

Francisco Uría, socio responsable del sector financiero en la firma KPMG, considera viable esta alternativa. Hasta el momento, y puesto que las ayudas del FROB se han producido en el entorno de cajas de ahorros, la inyección de fondos por parte de este Fondo se instrumentaba a través de participaciones preferentes que podían convertirse en cuotas participativas en caso de incumplimiento de sus obligaciones por parte de la entidad.

"En el caso de que las emisiones se realizasen, como parece lógico, a través de los bancos que son entidades centrales de los SIP, habría de producirse una adaptación para que la transformación ex lege de las participaciones preferentes se realizara en acciones ya que los bancos carecen de cuotas participativas", asegura.

Otra opción "jurídicamente factible" y que se ha producido en otros Estados, según apunta Uría, sería la adquisición directa de acciones pero. No obstante, "esa no ha sido la vía seguida en el caso español y no está contemplada en las normas de creación y funcionamiento del FROB".

A la vista de los posibles cambios normativos, una de las principales demandas del sector es que se mantengan las líneas generales de la Ley de Cajas, para garantizar la seguridad jurídica.

Etiquetado en ECONOMIA

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post