Propuesta de características para el movimiento revolucionario #nolesvotes

Publicado en por noticias-alternativas

MIÉRCOLES 25 DE MAYO DE 2011

Propuesta de características para el movimiento revolucionario #nolesvotes

¿Es #nolesvotes un movimiento “revolucionario”?

Una revolución es simplemente un giro completo, y una revolución político-social se produce cuando se da un giro radical en el sistema político-social.
La palabra revolución en sentido político va asociada a la palabra violencia, porque en muchos casos históricos la revolución política ha conllevado violencia contra las personas y las cosas. Pero no tiene que ser necesariamente así. En otras ocasiones la revolución ha sido pacífica.

La revolución social que propugna el usuario @nolesvotes es absolutamente pacífica y completamente legal. Se trata de lograr el apoyo de votantes para, desde los escaños del Parlamento, modificar las leyes conforme al programa previo que los votantes conocen, que consiste en la eliminación de los partidos políticos y los sindicatos politizados y, en consecuencia, de los políticos y sindicalistas.

¿Por qué hay que eliminar a los partidos políticos y sindicatos politizados?

El movimiento #nolesvotes  pretende perjudicar a PP, PSOE y CyU. No sólo la mejor, sino la única manera de perjudicarles seriamente es hacerlos desaparecer. Este es, sin duda, el mayor castigo posible que podían recibir y, además, no se puede eliminar a estos tres partidos mayoritarios sin eliminar a la vez a todos los demás partidos.

¿Qué ocurriría con los partidos y sindicatos si triunfa este proyecto revolucionario?

Al desaparecer el Partido desaparecen los políticos, que serían sustituidos por los propios ciudadanos, que votarían directamente en persona usando las nuevas tecnologías. Es un enorme avance en la Democracia, esto sería la Democracia en esencia, la Democracia pura, la Democracia real de verdad, el gobierno del pueblo llevado a su máxima expresión. Todo auténtico Demócrata debe sentirse ilusionado por este proyecto, lo considere más o menos utópico, más o menos realizable.

Los actuales sindicatos amarillos serían sustituidos por empresas privadas de bufetes de abogados laboralistas. Los trabajadores recibirían una importante subvención en su cuota de afiliación a cualquiera de los distintos bufetes, de manera que ningún trabajador y trabajadora se quedase sin la cobertura del seguro laboral que les protege por medio de estas empresas de abogados. Esto es, el Estado entrega dinero al trabajador para que éste pague al abogado que prefiera. De esta manera se garantiza que el trabajador estará protegido y no se verá traicionado, como ocurre con los actuales sindicatos amarillos, que reciben dinero del patrón (el Gobierno) y por tanto están vendidos al Gobierno y engañan a los trabajadores. Si un trabajador se siente defraudado por el bufete al que se ha afiliado, se cambia a otro y punto. Eso obliga a los bufetes a espabilarse y esmerarse en defender al obrero.

¿Qué ocurriría con los convenios colectivos? Los trabajadores elegirían representantes para el único efecto de la negociación de ese convenio con los empresarios, que debe ser ratificado por todos los trabajadores. Los delegados pueden ser compensados con una reducción horaria en su trabajo durante el tiempo imprescindible mientras dura la negociación. Inmediatamente después de la aprobación del acuerdo, esos delegados ad hoc terminan su función y retornan a la dedicación completa en su puesto de trabajo.  Por supuesto, desaparecería toda esa mafia compuesta por los sindicalistas liberados del trabajo, cuyo único objetivo es perpetuarse en su chollo personal, vivir sin trabajar amorrados a la teta del Estado como los bebés maman de su madre. Un trabajador no puede ser defendido por un vago sindicalista, esto es de cajón. El vago vividor  sólo se defiende a sí mismo para intentar seguir cobrando sueldo sin dar un palo al agua.

¿Tiene enemigos el movimiento revolucionario #nolesvotes?

En principio, el movimiento #nolesvotes sólo tiene un enemigo, y lo tiene precisamente en casa. Es un enemigo inconsciente, seguramente no lo hacen aposta, pero actualmente son el único enemigo que tenemos.

Unos días después de formarse el tag #nolesvotes en Twiter, un grupo de gente montó una página web, llamada nolesvotes.com con una wiki asociada. Una cosa es saber montar técnicamente una página web, que eso lo hace cualquiera, y otra muy distinta es conducir a un grupo de personas hacia un objetivo como es perjudicar electoralmente a PSOE, PP y CyU.  Se autoerigieron en líderes que pretendían guiar al movimiento #nolesvotes de Twiter, pero su estrategia de propugnar únicamente “el voto responsable” es una sandez que sólo puede conducir al fracaso, como ya les advertí  a primeros de marzo. Como les dije entonces, todo el mundo que vota lo hace de manera “responsable”. Nadie coge la papeleta sin mirar a ver de qué partido es, ni echan a suerte a ver cual escogen. Lo del “voto responsable” es como decir que el sol calienta y el hielo enfría. Se creen que han descubierto la pólvora y han descubierto que el agua moja y el perro ladra.

Desde el primer momento, los de la camarilla de la web nolesvotes.com han demostrado tener lo que Sto. Tomás de Aquino llamaba “una disposición natural carente de intelecto”, por decirlo en palabras suaves. (Hace unos días día cité a Marx y hubo quien dijo que yo era marxista; ahora por citar al santo dirán que soy de Intereconomía). De esta gente de la web no puede esperarse nada más que meteduras de pata, así que la siguiente la cometieron acto seguido y consistió en entrar en la plataforma Democracia Real Ya, en la cual hay más de 100 asociaciones, de manera que los brotes del movimiento #nolesvotes desaparecían en esa selva de grupos de toda índole.

Actualmente, el movimiento #nolesvotes no representa ninguna amenaza para los grandes partidos, porque no nos darían ninguna posibilidad de éxito. Los únicos que están poniendo palos en las ruedas de #nolesvotes son los de la web nolesvotes.com , que han causado un gran daño al movimiento y seguro que seguirán intentando conducirlo más y más al fracaso, aunque no lo hagan aposta.
¿Cuál es el procedimiento concreto y detallado para llevar a la realidad el proyecto del usuario @nolesvotes?

No basta con decir cuál es el objetivo que se pretende, hay que exponer también los pasos concretos que hay que andar para llegar a ese objetivo. Y estos pasos deben darse en todo momento por el camino de las actuaciones pacíficas, respetando la Democracia, la Ley y los Derechos Humanos, rechazando toda violencia contra las personas y las cosas.

Creo que el proyecto es factible y realista, dentro de lo realista que puede ser llevar a cabo un objetivo tan idealista y utópico. Los detalles los colgaré el próximo finde. Ahora expondré algunas consideraciones previas.

Lo primero que hay que tener en cuenta es de dónde va a salir la energía capaz de producir la revolución, esto es, ¿de dónde van a proceder los votos? Como ya dije en mi blog, quien realmente gana las elecciones son los abstencionistas, y puse un ejemplo que ahora repito con datos reales de las pasadas elecciones:

Resultados oficiales:
Participación 66,2%
Abstención  33,8 %.
PP  37,5 %
PSOE  27,8 %
CyU   3,5 %

De manera que el PP obtiene el 37,5 % del total de votos, que a su vez es el 66,2 % del censo de votantes, o sea, el 24,8 % del total del censo. El PSOE tiene el 18,4 % y CyU el 2,3 %.

Resultados reales:
Abstencionistas  33,8 %
PP   24,8 %
PSOE  18,4 %
CyU  2,3 %

Los abstencionistas hemos obtenido una abrumadora victoria, y no sólo en esta, sino en todas las elecciones que se vienen celebrando en España. Evidentemente, como ya puntualicé en el blog, algunos pensarían ir a votar pero no pudieron hacerlo por haber ocurrido algún imprevisto, como por ejemplo perder el DNI, pero debe ser un porcentaje pequeño.

Marx creía que era el proletariado la fuerza social capaz de llevar a cabo la revolución comunista, como efectivamente así ocurrió. Ahora esta fuerza social para la revolución de #nolesvotes ha de estar compuesta por los abstencionistas. Del proletarios de todos los países, uníos hemos pasado alabstencionistas de toda España, uníos.

¿No es una contradicción pretender que los abstencionistas voten? En absoluto. En general, los abstencionistas no votamos a los grandes partidos porque no confiamos en ninguno de ellos, y no votamos a partidos pequeños porque no sirve de nada ya que seguirán mandando los grandes partidos. Si se ofrece una alternativa para poder salir de esta encrucijada, es posible que votemos quienes hasta ahora nos hemos abstenido. Por ejemplo yo, que no he votado nunca y estoy orgulloso de ello, sin duda votaría a la propuesta que haré para el movimiento #nolesvotes. 

Etiquetado en ARTÍCULOS

Comentar este post