Roubini no ve voluntad política para evitar una nueva crisis financiera global

Publicado en por noticias-alternativas

Roubini no ve voluntad política para evitar una nueva crisis financiera global

elEconomista.es
25/09/2011 - 18:21


Para Nouriel Roubini, la economía se encamina inexorablemente "hacia otra crisis financiera global", con la eurozona como principal foco generador de peligro. Dentro de su pesimismo, apunta medidas que podrían ayudar a evitarlo, aunque no cree que los políticos estén dispuestos a ponerlas en práctica.
roubini_nouriel.jpg
Nouriel Roubini

elEconomista.es en Twitter

Enlaces relacionados

 

 

En una entrevista concedida a Emerging MarketsNouriel Roubini ha insistido en su predicción de que la economía mundial se encamina "hacia otra crisis financiera global"

"Mis datos sugieren que muchas economías avanzadas ya están entrando en recesión. No es que estemos en una situación de recuperación anémica. Estamos al inicio de una etapa de contracción. De hecho, pienso que ya hay contracción en buena parte de la eurozona, hay contracción en EEUU y también en Reino Unido", ha dicho el economista, quien advierte también de que se están agotando las medidas de apoyo al sistema financiero y que la mayor amenaza proviene de la eurozona, "una fuente de riesgo sistémico que si no resuelve sus problemas puede provocar una situación peor que la causada por Lehman".

"No se trata sólo de Grecia o de Irlanda -opina Roubini-, sino que el contagio salpica a Italia y España e, incluso, si se cree que ambos países tienen problemas de liquidez pero son solventes, han perdido la credibilidad de los mercados y recuperarla les llevará al menos un año".

Roubini cree que tanto España como Italia necesitan obtener financiación fuera de los mercados, hasta recuperar la credibilidad y la manera de financiarse por sí mismos, y que no tienen muchas opciones para lograrlo: "Una de ellas son los eurobonos, cuya creación llevaría su tiempo; otra, recurrir al BCE, aunque legalmente no tiene permitido prestar sistemáticamente dinero a un país. La tercera opción es obtener efectivo delFondo Europeo de Estabilidad, cuyos recursos son insuficientes para sostener varios rescates a la vez. Si se agota esta ayuda y no hay un prestamista de última instancia para aupar a Italia y a España en caso de que lo necesitaran, habrá riesgo de unaquiebra sistémica de la zona euro, con consecuencias globales peores que las de Lehman".

¿Qué se puede hacer?

Preguntado sobre qué medidas políticas se deberían adoptar para mejorar la situación actual, Roubini remite a los siguientes puntos: reducir las tasas de interés y aumentar la oferta monetaria circulante, en cantidad y vía créditos; estímulos fiscales por cortos periodos de tiempo en aquellos países que los necesiten; EEUU, Reino Unido, el núcleo duro de la eurozona, Japón, deben posponer las medidas de austeridad y asegurarse que países como Italia y España tienen a su disposición el dinero que necesitarán hasta ser autosuficientes; reducir los déficits de los Gobiernos, de los bancos, de las familias;recapitalizar los bancos europeos a través de un TARP; ayudar a los mercados emergentesproveer de crédito a las pequeñas y medianas empresas y a las familias; buscar soluciones directas para países que, como Grecia y, quizá, Portugal, no van a ser capaces de ser competitivos dentro de la eurozona.

"Hay muchas cosas que es necesario hacer, pero temo que los políticos no estén dispuestos a ponerlas en práctica en sus propios países y aún menos a nivel internacional, de una manera coordinada".

Lo importante es generar crecimiento

Roubini, como es habitual en él, vuelve a mostrarse escéptico en cuanto a una salida de la crisis. Cree que los mercados seguirán presionando a Italia y a España, aunque estos países apliquen las medidas de austeridad que esos mismos mercados les han exigido.

En este escenario de austeridad, según Roubini, la recesión será aún más severa en Europa "a no ser que la eurozona tenga una estrategia a corto plazo para generar crecimiento -devaluación del euro, estímulos fiscales desde Alemania, ayudas para que Italia, España y el resto de periféricos crezcan-". "No sólo es necesario aportar liquidez -a los países con problemas-. Se trata de lograr que crezcan a través de reformas estructurales que se deben hacer hoy mismo".

http://www.eleconomista.es/economia/noticias/3401588/09/11/Roubini-no-ve-voluntad-politica-para-evitar-una-nueva-crisis-financiera-global.html

Etiquetado en ARTÍCULOS

Comentar este post