El grafito no es sólo la materia prima principal de un lapicero; también es uno de los elementos indispensables para las industrias emergentes

Publicado en por noticias-alternativas

MINERALES ESTRATÉGICOS PARA EL SIGLO XXI

¿Se escribirá el futuro de la humanidad con un ‘lápiz’? No lo dude

El grafito de mayor calidad ha superado ya los 2.000 dólares
14/02/2011 - 08:10 
¿Se escribirá el futuro de la humanidad con un ‘lápiz’? No lo dude
Grafito
El grafito no es sólo la materia prima principal de un lapicero; también es uno de los elementos indispensables para las industrias emergentes

 Un reciente informe de la consultora KPMG señala que el sector del automóvil considera que el vehículo eléctrico no será accesible para la mayoría de usuarios, como mínimo, hasta dentro de cinco años. Sin embargo, el informe señala también que casi nueve de cada diez fabricantes de automóviles ejecutan ya hoy importantes inversiones en este campo y que existe un compromiso de continuar con esta estrategia de movilidad limpia por la vía de los híbridos, los vehículos eléctricos e incluso la pila de hidrógeno.

¿Y cuál es la relación entre el grafito y la industria automovilística?Ese vehículo eléctrico que todos conduciremos antes de los próximos cinco años precisa de una batería de ‘ion-litio’, igual que nuestros actuales móviles, tabletas, ordenadores portátiles, etc. Y una pila de ese tipo utiliza diez veces más grafito que litio, no importa cuál sea su aplicación concreta. 

Además, el grafito tiene también importantes aplicaciones en la industria siderúrgica o la aeronáutica y un creciente peso en el futuro de la energía nuclear y la fotovoltaica. Por último, aunque no por ello menos importante, con el grafito se puede crear ‘grafeno’, el material más conductor y resistente que existe, futuro sustituto del silicio en la fabricación de microprocesadores, según los expertos. 

“Las nuevas aplicaciones en desarrollo del grafito a gran escala podrían consumir en los próximos años tanto grafito como el que se utiliza hoy en todas las aplicaciones juntas”, según la US Geological Survey.

Es cierto que el grafito se encuentra en yacimientos naturales y se puede extraer, pero también puede producirse artificialmente. En cualquier caso, sólo el 40% del grafito que se extrae y el que se produce a través del petróleo (mediante un proceso muy caro) tienen la calidad necesaria (pureza mínima del 90%) para ser utilizados en baterías de ion-litio, según explican en la consultora TMR. Además, existe un peligroso monopolio en la producción mundial de grafito, pues China copa el 70% del total, seguido de India y Brasil. 

Según estimaciones de la US Geological Survey, en 2010 China produjo 800 toneladas de grafito, India 130 toneladas y Brasil 76 toneladas. Pero China posee unas reservas estimadas de 55.000 toneladas frente a las 5.200 de India. Sobre la oferta global, seis países, China, India, Brasil, México, Canadá y Madagascar suponen el 98% de la producción.

Problemas evidentes de oferta

Parte importante de las tensiones en el lado de la oferta provienen de ese cuasi monopolio de China, pues se queda para consumo propio el 60% de su producción. Es más, los analistas de TMR indican que Beijing importa una cantidad significativa de la producción actual coreana. “Durante 2010, China produjo la mayoría del grafito mundial, y se espera que la producción siga creciendo”, apuntan desde la US Geological Survey. 

Esta producción mundial rondaría el millón de toneladas en los últimos diez años. “Sin embargo, la debilidad de la demanda en los primeros años 2000, junto con los bajos precios, provocaron que las inversiones en el desarrollo de la minería y el procesado de grafito fueran escasas en esos años. Muchos países productores (Chequia, Rusia, Madagascar, Zimbawe, Canadá y México) recortaron con fuerza su producción”, apuntan en TMR.

La consultora estadounidense Global Industry Analysts (GIA) resume así la situación: “La demanda mundial de grafito bajó en 2008 y 2009 como resultado de la crisis económica global. Esta crisis impactó negativamente las industrias siderúrgicas y del automóvil, las dos que más utilizaban esta materia prima, lo que provocó el desplome de la demanda. La consecuente falta de liquidez obligó a varios productores a cerrar o reducir sus operaciones. Por si todo esto no fuera bastante, cambios regulatorios en China y condiciones meteorológicas adversas redujeron aún más el consumo”.



Una creciente demanda

“Sin embargo, durante la segunda mitad de 2009 la demanda mundial de grafito inició un lento aumento,que se mantuvo constante durante 2010”, indica la US Geological Survey. 

Ante la falta de inversiones en desarrollos mineros e industriales, la bajada en la producción de algunos países (menor oferta) y la recuperación económica global (mayor demanda) se ha producido un cuello de botella en el sector, que se ve acentuado por la fuerte y nueva demanda de las nuevas aplicaciones industriales. 

En estos momentos, el grafito de mayor calidad ha repuntado desde los mínimos de 1.350 dólares por tonelada tocados en plena crisis, hasta los más de 2.000 dólares que fueron máximos durante el último trimestre de 2010. “Existe un retraso entre la creciente demanda y la oferta que hace pensar en una tendencia de precios al alza a largo plazo para las compañías productoras de este recurso natural”, señalan en TMR.

Por todo ello, los expertos de GIA estiman que el mercado mundial del grafito alcanzará los 7.500 millones de dólares en 2015.

¿Cómo beneficiarse de las ineficiencias de oferta y demanda?

El grafito carece aún de fondos cotizados (ETPs), futuros, derivados o de un mercado OTC (mercado financiero no regulado) que permita invertir en él. Por lo tanto, la única manera de beneficiarse de la situación actual de su mercado es a través de las empresas cotizadas dedicadas a su extracción y producción.

Los expertos de GIA aportan una larga serie de corporaciones de todo el mundo que pueden beneficiarse de estas tendencias en el mercado del grafito. Son Cabot, Carbone Lorraine, Evonik Degussa, GrafTech International, HEG, Hexcel, Mitsubishi Rayon, Grafil, Morgan Crucible, Morgan Industrial Carbon, Nippon Carbon, SGL Carbon, Showa Denko, Superior Graphite, Toho Tenax, Tokai Carbon, Toray Industries y Zoltek Companies.

Los analistas de TMR son algo más concretos y proponen tres valores distintos, según el grado de riesgo que quiera aceptar cada inversor. Para los valientes, su apuesta es China Carbon Graphite Group, probablemente el mayor productor de grafito de alta calidad del país. La compañía publicó un fuerte repunte de las ventas en su cuarto trimestre fiscal que termina en septiembre, y está a punto (junio de 2011) de inaugurar una nueva planta  con una capacidad anual de procesado de 30.000 toneladas. 

Para los más conservadores, la apuesta es la estadounidense GrafTech Internacional, uno de los mayores productores de grafito del mundo, con once plantas activas en cuatro países distintos y clientes en más de 65 países. Según el informe anual de la compañía, “operamos una de las líneas de producción de grafito natural tecnológicamente más sofisticada y avanzada del mundo”. 

Por último, una tercera apuesta, pero de mucho mayor riesgo, es la compañía de exploración canadiense Northern Graphite Corporation, que todavía no cotiza (se prevé su OPV este mismo mes), pero que posee el 100% de los derechos sobre el proyecto minero de Bissett Creek, del que se espera que el 90% de la producción sea del grafito de la mayor calidad. Se trataría de la única minera de grafito de la más alta calidad de todo Norteamérica, su depósito está a muy poca profundidad y las exploraciones sólo han cubierto hasta ahora el 10% de la explotación. 

En cualquier caso, el grafito es uno de los metales estratégicos para el siglo XXI por la demanda recurrente de la siderurgia y la industria del automóvil, así como por las nuevas aplicaciones en las tecnologías del futuro, llámense éstas ‘grafeno’, energía nuclear o coches eléctricos. Por tanto, parece razonable decir que en el futuro, la humanidad seguirá vinculada a un viejo lapicero de grafito.

Etiquetado en NOTICIAS

Comentar este post