LA ALDEA GOBAL.-2

Publicado en por noticias-alternativas


“Hemos perdido para siempre: hay que legalizarlo todo”

Publicado: noviembre 6th, 2010 | Autor: David Avendaño | Archivado en: EconomíaPolíticaSociedad | Etiquetas:economíasociedad | Sin respuestas »

La frase es del ex Ministro del Interior mexicano, Fernando Gómez Mont, quien la pronunció en una conversación con Javier Sardá, que la revela ahora en ‘Julia en la Onda’ en Onda Cero. Se refiere a la droga, claro.

 

 

Audio completo de ‘El gabinete’ titulado ‘¿Es el alcohol la peor droga?’ en ‘Julia en la Onda’ en Onda Cero

Y es que la espiral de violencia en la que vive inmerso México aumenta de dimensiones a velocidad endiablada. En lo que va de 2010, son ya 10.035 los muertos provocados por la lucha del Estado contra la droga y los narcos. Como cuenta El País:

En un estudio publicado en la revista Nexos por el experto Eduardo Guerrero, la violencia asociada al narcotráfico no hace más que incrementarse. “Se ha dicho”, sostiene, “que México ya arrastraba el crimen organizado desde el sexenio anterior. Esto solo es parcialmente cierto: de 2001 a 2007 el número de homicidios vinculados con el crimen organizado se movió en un rango relativamente bajo: entre 1.000 y 2.300 ejecuciones aproximadamente. Por contraste, entre 2008 y 2010 la violencia registró un aumento drástico: 5.207 ejecuciones en 2008; 6.587 en 2009 y quizás unas 11.800 en 2010″.

Con la experiencia de la ley seca de Estados Unidos, ¿cómo seguimos siendo tan remisos a la legalización de las drogas? La lucha policial contra los cárteles supone un enorme gasto económico que no ha logrado resultados, mientras que la experiencia de legalización en lugares como Amsterdam se ha demostrado asumible. El ‘no’ californiano no debería asustar al resto del mundo. Asumamos que no hay salida. O seguimos derramando sangre en una lucha imposible de ganar o apostamos por una legalización hecha con sentido común.

Tampoco hay que olvidar quiénes son los grandes beneficiados del dinero negro del tráfico de drogas:El dinero del narcotráfico salvó a los bancos durante la crisis global

Nota: aunque Sardá no revela el nombre del ministro mexicano, menciona que su encuentro fue a principios de este año. Y hasta julio de 2010, Fernando Gómez Mont era el dueño de la cartera de Interior. Por eso le adjudico la frase.

Share

Un nuevo expolio de las grandes empresas al Estado: nos hacemos más pobres para mantener a los ricos en el poder

Publicado: noviembre 3rd, 2010 | Autor: David Avendaño | Archivado en: EconomíaPolíticacrisis | Etiquetas: crisis |2 respuestas »

Otro escándalo económico sordo está produciéndose en España. Otro atraco a las arcas del estado por parte de las empresas más poderosas del país. Otra genuflexión felatoria de los políticos de todo el (supuesto) espectro ideológico del Congreso. Los extorsionadores son los gigantes urbanísticos que construyeron espoleados por el PP de Aznar las autopistas de peaje radiales de Madrid. Los extorsionados somos los ciudadanos a los que esas megaempresas quieren obligarnos a pagar su ruinosa inversión.

Resulta que las autopistas de peaje con las que reasfaltaron las salidas por los cuatro puntos cardinales de Madrid están vacías. Nadie las usa, apenas acumulan un 10% del tráfico medio de las autopistas en España. La optimista previsión fue obra de los técnicos del gobierno anterior. Y a las constructoras les pareció perfecto.

Miles de millones de inversión privada después, el negocio no ha funcionado. Y ahora piden (exigen) al gobierno que les saque del atolladero. Como obligar a los conductores a circular por sus carísimas autovías de peaje aún les parece algo excesivo, mejor nos quitan el dinero del bolsillo público para metérselo en sus carteras privadas y que su negocio resulte rentable de ese modo. Ellos nunca fallan. Si los conductores se equivocan y no usan sus autopistas, el Estado ha de indemnizarles por la insultante actitud esquiva de los ciudadanos.

¿Asumir el desastre inversor? Nunca. Abertis, Acciona, ACS, Ferrovial, FCC, OHL e Itínere siempre ganan. Y mucho. Veamos sus resultados de 2009:

Así que estas empresas casi sumidas en la indigencia, como hemos podido ver, recurren al papá estado para no perder dinero. ¿Y qué responde papi? Pues que cómo van a permitir que las macrocorporaciones pierdan una partida en el juego del capitalismo. Mejor sacamos la tarjeta de la suerte y sus problemas económicos serán asumidos por los ciudadanos. Así podrán seguir la partida como si no hubieran generado tan tremendo fiasco inversor.

Según un extenso aunque farragoso artículo de El Paíslas opciones que barajan nuestros dirigentes son:

  • Que el Estado asuma entre 4000 y 5000 millones de la deuda privada
  • Que el Estado abone la cantidad que las empresas concesionarias dejen de cobrar si el tráfico no llega al 80% de lo previsto
  • Que el Estado pague cierta cantidad del precio de cada peaje con la esperanza de que al ser más barato aumente su uso

¿Hasta cuándo este trato privilegiado a los poderosos? ¿Hasta cuándo vamos a tener que pagar dos veces por las veleidades políticas y las ambiciones desmedidas de los ‘empresaurios’ nacionales?¿Por qué no se puede dejar que asuman el desastroso resultado de su negocio de autopistas y, si han de ir a la quiebra, que vayan?

Share

Di Lorenzo, Roubini y Rajoy: el inteligente, el listo… y el que nos cree tontos

Publicado: octubre 31st, 2010 | Autor: David Avendaño | Archivado en: ComunicaciónEconomíaPolítica | Etiquetas:crisis | 1 respuesta »

El diario El País publica hoy tres entrevistas muy interesantes. Una es a Giovanni Di Lorenzo, director del semanario Die Zeit, que vive los mejores momentos de su historia gracias a hacer exactamente lo contrario de lo que hacen el resto de medios, asfixiados por su cobardía. La segunda entrevista es a Nouriel Roubini, uno de los más acertados profetas de la crisis económica, ignorado como Cassandra, por supuesto, y que sigue tirando por tierra el ‘broteverdismo’ oficialista. Y la tercera es a Mariano Rajoy. Y, créanme, qué contraste con los anteriores. Qué lástima, qué penita. Me refiero a los españoles, condenados a sufrir estos líderes políticos de ínfima categoría.

El inteligente

Giovanni di Lorenzo

Giovanni di Lorenzo

En seis años de dirección de Di Lorenzo, la facturación de Die Zeit ha crecido un 70%, los beneficios se han triplicado y la difusión ha aumentado un 60%, hasta el medio millón de copias semanales. En la entrevista, Di Lorenzo rechaza el catastrofismo que impera en la prensa respecto a su futuro en un mundo digital. Donde los demás ven internet como la bestia negra en la que es imposible hacer dinero, él ve otros errores más graves que han llevado a la prensa al borde del abismo:

“Tenemos que cambiar los periódicos, pero no podemos atribuir nuestros problemas solo a la revolución de Internet. Hubo otros errores, como la falta de credibilidad. El abandono de la calidad. Si se empieza a hacer diarios demasiado sensacionalistas o demasiados parecidos entre sí, se pierde tirada. La crisis de los diarios estadounidenses empezó con la actitud de la prensa hacia la guerra en Irak. Los diarios se dejaron instrumentalizar por el aparato propagandístico, por eso los lectores empezaron a buscar en Internet, porque ahí estaba la promesa de encontrar otra información. La crisis empezó ahí”.

La clave fundamental de Die Zeit es que es profundo, con artículos extensos, sesudos e incluso difíciles de digerir. El número más exitoso de este año de Die Zeit abría con una investigación político filosófica sobre la autoridad, Das Rätsel Autorität, “que no tenía nada que ver con las discusiones actuales y que, sin embargo, era un debate sobre los valores de nuestras vidas”. ¿Será que lo que ha de hacer el papel es pelear con calidad, sin menospreciar a los lectores, en lugar de apostar por la banalidad, batalla en la que no tiene nada que hacer frente a televisión e internet?

El listo

Nouriel Rubini

Nouriel Rubini

Roubini sigue exprimiendo sus negros presagios sobre el futuro económico. Él, como Santiago Niño Becerra en España, fueron contracorriente en los años anteriores al desastre. Y el tiempo les dio la razón. A punto estuvimos de volver a las cavernas y aún estamos empezando a pagar la factura de haber salvado el sistema (si hacerlo fue correcto o no, es otra cuestión…).

Para el economista turco, “vienen años dolorosos por la resaca del alto endeudamiento público y privado en el mundo rico. La buena noticia es que podemos evitar una recaída en la recesión. La mala es que no se puede hacer mucho más que eso“.

¿Y cómo intentar salir de la crisis? No en el modo en que los líderes mundiales lo hacen. Roubini tiene claro que “la banca es la semilla del problema, el ojo del huracán, y todo lo que se haga por darle una vuelta de tuerca a la regulación llegará ya demasiado tarde y será demasiado poco”.

Así que ya lo sabemos. Si damos credibilidad al tipo que avisó antes que nadie del tsunami financiero que se nos venía encima, ahora advierte antes que nadie de que “aún no hemos salido de esta y ya viene otra crisis: la cuestión es solo cuándo”.

El que nos cree tontos

Mariano Rajoy

Mariano Rajoy

Loables los intentos de Javier Moreno, director de El País, por hacer que Rajoy le cuente sus planes económicos si llega a la Moncloa. Lo intenta por todos los flancos, pero el gallego se niega a descubrir sus cartas. Sigue apostando por no decir qué reformas concretas haría para cambiar el rumbo económico de España, ahondando en el error cometido cuando anunció a bombo y platillo su supuesto plan de medidas.

Y sus regates, empleando ese desagradable discurso largo y hueco de los políticos, le dejan en evidencia. Casi tanto como el recurrente recurso a esto no lo haría ‘hoy por hoy’ o ‘en estos momentos’. Es decir, “a fecha de hoy” no hubiera recortado el sueldo a los funcionarios, no recortaría las prestaciones por desempleo, no es partidario del copago de la sanidad…

Ah, y un compromiso que habrá que guardar bien apuntado por si llega el momento de recordarlo:

Pregunta: ¿Aplicará medidas que no haya detallado antes en su programa electoral?

Respuesta: No.

Tomamos nota.

Share

Ni capitalismo ni socialismo: valoremos la tercera vía que le valió el Nobel a Elinor Ostrom

Publicado: octubre 29th, 2010 | Autor: David Avendaño | Archivado en: EconomíaPolítica | Etiquetas: sociedad | Sin respuestas »

¿Cómo conjugar la eficiencia económica del capitalismo con la redistribución solidaria de la riqueza del socialismo? Es la pregunta que debe anteceder a todo intento de evolución del sistema social y a la que la economista sueca Elinor Ostrom le ha dedicado años de estudio (que le valieron el Nobel de Economía de 2009) para llegar a elaborar su tesis de ‘la tercera vía’.

Ostrom parte de la ‘tragedia de los bienes comunes’ de Hardin, definidos como aquellos que están disponibles para todos pero que, cuando uno los consume, reduce la disponibilidad que queda para los demás. Es decir, todo aquello de lo que nos provee el Estado: sanidad, urbanismo, seguridad, educación… La gestión de esos bienes comunes por los público peca de ineficiencia y arbitrariedad, se producen casos de injusticia y se deshumaniza el proceso de decisión. No funciona, haciendo que el sistema genere desconfianza en las personas y éstas reaccionen con desafecto hacia sus obligaciones públicas, acrecentando aún más el problema.

Por tanto, el mediador entre lo privado y lo común no logra compensar el desequilibrio inherente al sistema capitalista. La entrega del sistema a la gestión exclusiva privada tampoco es la solución, dado que los desequilibrios serían aún mayores: el factor humano jamás podrá ser regido con justicia por la frialdad de los números, la ley de la selva de la rentabilidad.

Elinor Ostrom

Elinor Ostrom

Y aquí entra Ostrom propugnando la cesión de la gestión pública a las comunidades,dejando que sean las personas más cercanas las que tomen las decisiones, reclamando el resurgir de la solidaridad entre grupos humanos afines que colaboran para el bien común. Basándose en ejemplos reales de todo el mundo, la economista ha dado con culturas y tradiciones que han demostrado funcionar mejor para satisfacer a sus miembros que los sistemas capitalista, socialista y comunista.

Lo explica muy bien el economista Patxi Etxeberría citando a Ostrom:

Se trata de casos de autorregulación voluntaria con sistemas comúnmente aceptados de penalización y premio, cuyos hábitos de comportamiento y respeto mutuo son el resultado de siglos de prueba y error, de fracasos y reconstrucciones en el esfuerzo de controlar los abusos de poder y de fortalecer la cohesión social. Hay grupos humanos, dice Ostrom, que, a través de su evolución institucional, han llegado a ser más capaces de cooperar los unos con los otros y resolver los conflictos de intereses en el marco de un respeto común. Sus investigaciones concluyen que este tipo de instituciones han evolucionado mejor bajo dos supuestos: que los pueblos hayan tenido la oportunidad histórica de autoorganizarse sin conquistas ni imposiciones exteriores, y que las normas o costumbres autoimpuestas disfruten de una aceptación general con penalizaciones asumidas internamente sin necesidad de policías o coacciones exteriores a los propios individuos que constituyen el grupo.

Elinor sabe de los problemas que la propia esencia humana, y más en nuestra cultura, opone a un sistema basado en la colaboración. También es consciente de que el sistema, que se basa en la aplicación en entornos locales y sin intervención política, ha de seguir contando con un ente superior estatal que rija los conflictos. A esos prejuicios y otros responde en esta extraordinariaentrevista en Yes Magazine (en español).

Share

Etiquetado en NOTICIAS

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post